Trayecto formativo para el concurso de ascenso 2018

Trayecto formativo para el concurso de ascenso 2018

El ministro de Educación, Juan Luna Corzo, puso en marcha hoy el Trayecto Formativo para el Concurso de Ascenso 2018, donde un total de 155 aspirantes concursarán por 121 cargos de mayor jerarquía en los niveles Inicial, Primario, Secundario y Educación Especial. “Les pido de corazón que ayuden a construir el futuro que como riojanos queremos”, expresó el ministro Luna Corzo en su mensaje.

El acto se realizó en la Sala Académica de la UNLaR y además del ministro de Educación, Juan Luna Corzo, contó con la presencia de la secretaria de Gestión Educativa, Rita Abdala; el director de Planeamiento Educativo, Juan Vega y el Presidente de la JUETAENO, Nelson Martínez.

La jornada se extendió hasta las 18 e incluyó dos conferencias a cargo de magister del ministerio de Educación de la Nación y talleres específicos por niveles.

“Este acto es muy significativo para mí porque soy un hijo de esta tierra donde hice todos los niveles obligatorios en instituciones de esta provincia” remarcó el ministro en su discurso y añadió “y en todas las instituciones he tenido aprendizajes significativos, que no son sólo los que nutren el intelecto sino el aprendizaje de cómo ser una persona de bien, de cómo convivir con los compañeros y en sociedad”.

Luna Corzo destacó que “en todos esos aprendizajes han sido fundamentales los docentes que me guiaron y ahí está la importancia del director de cada institución para que ese trabajo docente pueda lograr el resultado esperado”.

En su mensaje a los aspirantes dijo que “ustedes son personas de mucha vocación porque después de pasar por las aulas aspiran a llegar cargos jerárquicos”.

Porque consideró que “dirigir una escuela en estos tiempos tiene sus complejidades, ya que están a cargo de dirigir el proyecto pedagógico de una institución pero también esta cargo de que los chicos no dejen la escuela” y al respecto agregó que “tenemos que acompañar a los chicos para que las trayectorias nos e vean interrumpidas y lidiar con conflictos, donde esos casos exigen una respuesta con prudencia de la institución y del director”.

Por eso, subrayó que “toda esa enorme responsabilidad es lo que van a dejar como legado al futuro y les pido de corazón que ayuden a construir el futuro que como riojanos queremos porque la educación es clave en la construcción del futuro”.