De aquí no escapan el próximo Intendente y Vice

De aquí no escapan el próximo Intendente y Vice

Luego de lo que pasó en Octubre del año pasado, donde Julio Martínez perdió en 17 de los 18 Departamentos, pero aún así logró quedarse con el triunfo ante Carlos Menem; al PJ le quedó claro que para retener la Gobernación el año que viene debe lograr un buen resultado en Capital. Por ello, pondrá a ‘sus mejores jugadores’ en la cancha. En el Paredismo, es un hecho que APU irá por la Gobernación, y deja el camino abierto a varios aspirantes a la sucesión.

Redacción de RiojaLibre

En Casa de las Tejas, tras la ‘lección del 22O del año pasado’, tienen algo muy claro: para garantizar el triunfo en la Gobernación, no se puede correr el riesgo de ‘perder Capital’. Por otro lado, en el Paredismo, la magnífica elección que hizo la oposición en Capital logrando 22 mil votos de ventaja (lo que le permitió a Mashasha vencer a Menem a pesar de perder en los restantes 17 Departamentos), es lo que esperanza al espacio de que ‘se puede’ buscar el poder de la Provincia en 20149.

Consecuentemente, en la lucha por la Intendencia en Capital es donde se definirá la madre de todas las batallas, siendo totalmente determinante para definir al próximo Gobernador. A continuación, veamos cuál es la estrategia de cada espacio en este sentido.

PJ

‘El Gitano es el que más mide’, es la frase que se repite cada vez con más frecuencia en los pasillos de la Casa de las Tejas. Pero el dato que no gusta nada al quintelismo, es que al Diputado Provincial ya no se lo mide para Gobernador, sino para disputar la Intendencia en Capital. El Justicialismo sabe que tiene dos fiugras de peso en Capital, que son las mismas que lograron el triunfo el 4J del año pasado, frente al Paredismo y Cambiemos dividido.

En la estrategia del PJ en Capital no pueden faltar los nombres de Ricardo Quintela y Teresita Madera. Por otro lado, el ‘pollo’ de Casa de las Tejas es Juan Luna Corzo: el casismo está convencido que el Ministro de Educación está llamado a ser el líder del Justicialismo capitalino en los próximos años. No es casualidad que sea Luna Corzo quien lidere el espacio ‘Generación Intermedia’ que se impulsa desde el Gobierno.

Sin embargo, una fuente importantísima de Casa de las Tejas confió a RL que ‘Juan no tiene fecha de vencimiento en 2019, no está obligado a ser candidato a Intendente; por el contrario, será el año de partida para Juan, será el año en el que empiece a construir su propio liderazgo’. Otra figura joven que asoma con fuerza en el Casismo es la del flamante Ministro de Desarrollo Social, Juanqui Santander, que da con el perfil de funcionario y candidato que se pretende desde el Gobierno.

Una de las alternativas del PJ es salir con dos ‘colectoras’ potentes, sin pensar en ganar la Intendencia, pero sí alcanzar los 45.000 votos necesarios en Capital para ganar la Gobernación. En esas dos fórmulas estarían los cuatro nombres que aquí mencionamos, ya sea respetando la generaciones (Quintela-Madera vs Luna-Santander), o entremezclados (Quintela-Juanqui vs Madera-Luna).

Otra alternativa es ir con una sola fórmula para arrebatarle la Intendencia al Paredismo, con uno de estos cuatro nombres en la Vicegobernación. Casas-Madera arriba y Quintela-Luna abajo con Juanqui encabezando la lista de Concejales se aventuran algunos, soñando con el ‘Dream Team’ del PJ.

Las fórmulas por ahora son meras especulaciones, lo cierto es que el PJ tendrá en estos cuatro nombre (Quintela, Madera, Luna Corzo y Santander) a los protagonistas para revertir el flojo resultado de Octubre del año pasado. Serán la herramienta fundamental para garantizar el triunfo en la Provincia.

Encuentro Por La Rioja

En el paredismo la línea que se baja desde el Cuarto Piso es tajante: APU ya cumplió su ciclo en el Municipio, está para administrar la Provincia. Es un hecho que Paredes Urquiza no irá por la Reelección y buscará el poder provincial, la única incertidumbre pasa por saber si aceptará la Vicegobernación de Mashasha (en caso de que Cambiemos no avale la Interna) o irá por afuera con Encuentro Por La Rioja.

Este escenario deja la puerta abierta para que varios dirigentes se ilusionen con ser el ‘sucesor’ de Alberto en el Palacio Ramírez de Velasco. Para diagramar la estrategia, primero debe resolverse el ‘acuerdo’ con Julio Martínez, ya que serían dos esquemas totalmente distintos. Si hay acuerdo en la fórmula APU-Mashasha en la Gobernación y Vice (o viceversa), en el Municipio creen que cualquiera sea el candidato a Intendente, vencerá sin problemas, ya que la fórmula a Gobernador apabullará al PJ en Capital y arrastrará al candidato a Intendente.

Dependiendo de si Paredes quede arriba o abajo en la fórmula, podrá exigir algún nombre del espacio para la Intendencia. Si APU logra ser candidato a Gobernador, con respaldo de Cambiemos, poco le importará disputar la Intendencia, y ese lugar será cedido al radicalismo (Inés Brizuela y Doria). En el caso de que APU vaya como Vice, en la Muni advierten que pondrán como candidato a un ‘paredista puro’ para sostener la contención del espacio en el período 2019-2023. En este esquema crecerían las chances de José Martínez o Lorena Celis, que gozan de la extrema confianza de APU.

Ahora bien, sea cuál sea el escenario, el Paredismo no podrá dejar ‘enojado’ al candidato que hoy más mide: Felipe Álvarez. Si Felipe no avala la fórmula, y decide ir con lista corta por afuera desconociendo a Martínez-APU, le restará una gran cantidad de votos en el estamento a Gobernador, poniendo en riesgo el triunfo ante el PJ.  Con APU de vicegobernador, el Paredismo deberá lograr el equilibrio: algunos sostienen que Felipe-Celis sería la solución más aceptable. ¿Aceptará la UCR no ser parte de la fórmula en Capital? ‘No darán a basto tratando de completar el Gabinete en Provincia’, aseguran desde el paredismo.

En un tercer escenario posible, con Alberto fuera de la fórmula de Cambiemos, y siendo candidato por Encuentro Por La Rioja, es cuando el oficialismo Municipal más necesitará de los votos capitalinos; será entonces cuando el Paredismo deba demostrar que la gran mayoría de los 55.000 votos logrados por Cambiemos el año pasado, les pertenecen.

Ante esta posibilidad, algunos sostienen que lo mejor es salir con tres o cuatro candidatos a Intendentes para colectar la máxima cantidad de votos a APU Gobernador. Sin embargo, se trata de una estrategia muy arriesgada, ya que dividiendo votos el paredismo perdería la Intendencia, y si Paredes no logra la Gobernación, el espacio se quedaría sin el pan y sin la torta.

Como sea, a la hora de definir las listas, el Paredismo ya tiene anotado estos seis nombres: el que más mide (Felipe Álvarez), los de mayor confianza de APU (José Martínez y Lorena Celis), la que puede ‘seducir votos’ no paredistas (Tere Luna) y los pilares del Concejo (Oscar Luna y Diego Narváez). Primero habrá que esperar que se defina el ‘acuerdo’ (o no) con Mashasha, luego se diagramará la estrategia para la Intendencia.