¿Ahora con qué cara irá al Interior a ‘pedir votos’?

¿Ahora con qué cara irá al Interior a ‘pedir votos’?

Ayer sesionó la Comisión Bicameral para tratar el DNU de Mauricio Macri que elimina el Fondo Sojero. Los senadores Pedro Braillard Poccard y Silvia Giacoppo fueron suplantados por Marta Varela e Inés Brizuela y Doria, que votaron a favor de la eliminación del fondo sojero, consiguiendo 8 votos para el Macrismo que se impusieron ante los 7 de la oposición. Es decir, el voto de la Senadora riojana fue clave para confirmar la eliminación del Fondo Sojero.

Redacción de RiojaLibre

Ayer se reunió la comisión bicameral para tratar el DNU del Poder Ejecutivo sobre la eliminación del Fondo Sojero, y el aval de Inés Brizuela y Doria fue clave para que el Congreso NO pueda frenar la medida de Macri. De esta manera, la Senador Riojana avaló la eliminación del Fondo Sojero, ya que Cambiemos se alzó con el dictamen de mayoría para declarar la validez del DNU

Con ocho firmas contra siete que reunió la oposición, el oficialismo logró blindar en la Bicameral de Trámite Legislativo el decreto 756/18, y esa ‘octava firma’ fue la de Inés Brizuela y Doria. Cabe preguntarse cómo hará ahora Inés para ir al Interior, tanto al encuentro de los Jefes Comunales como de los ciudadanos, sabiendo que ella fue determinante para que los Departamentos riojanos se queden sin obras que generaban fuentes laborales genuinas.

Un paso para ratificar el fin del fondo sojero

El oficialismo consiguió dar un primer paso para ratificar el DNU de Mauricio Macri que eliminó el Fondo Federal Solidario, conocido como “Fondo Sojero”. La comisión bicameral de trámite legislativo emitió ayer dictamen avalando la decisión presidencial por ocho votos contra siete. Sin embargo, distintos referentes de la oposición prometieron continuar la disputa en el recinto, lo que podría significar un dolor de cabeza para Cambiemos, ya que correlación de fuerzas en la comisión es mayor a la que tiene en las cámaras. Durante la reunión, que se realizó en el Senado, un grupo de intendentes peronistas pidió la palabra para expresar sus críticas, lo que fue rechazado por el titular del cuerpo, el radical Luis Naidenoff. “Hoy los municipios estamos atendiendo cuestiones sociales muy difíciles y necesitamos presupuesto para eso y no hay más que quita de fondos en forma permanente. La gente está sufriendo y cada vez hay más recorte y más ajuste”, aseguró de pie en medio del salón la intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

Mientras en paralelo gobernadores y funcionarios del Poder Ejecutivo negocian el Presupuesto, en el Congreso continuaba la disputa por el reparto del 30 por ciento de los impuestos a la exportación de soja, que por un decreto de 2009 de la ex presidenta Cristina Fernández se coparticipaban de manera automática a provincias y municipios. Mediante el DNU 756/18, Macri terminó con esa medida.

Para garantizarse las ocho firmas –que en la práctica le otorgaban un triunfo ya que en caso de empate la rúbrica del titular de la comisión cuenta doble– el oficialismo hizo la típica maniobra de cambio de integrantes. Los diputados oficialistas Luis Petri y Fernando Iglesias fueron reemplazados por Gustavo Menna y Alejandro García, mientras que los senadores Pedro Braillard Poccard y Silvia Giacoppo fueron suplantados por Marta Varela e Inés Brizuela y Doria. Con esos integrantes, sumados a Naidenoff, Ezequiel Fernández Langan, Martín Hernández y Pablo Tonelli se alcanzó el número para tener dictamen de mayoría.

En contra se pronunciaron siete legisladores de distintas fuerzas opositoras, algunas de ellas incluso cercanas al oficialismo como el interbloque Argentina Federal. Se trata de los senadores Daniel Lovera, Anabel Fernández Sagasti, Teresa González, Guillermo Snopek y Cristina Fiore y los diputados Marcos Cleri, Máximo Kirchner. Sólo faltó el peronista Juan José Bahillo, que estaba acompañando al gobernador entrerriano Gustavo Bordet en las negociaciones con el Ejecutivo.

Tonelli fue quien hizo la fundamentación técnica del DNU. Aseguró que dado que CFK estableció el fondo por decreto, Macri estaba facultado para derogarlo. Naidenoff hizo una justificación política. Sostuvo que la decisión se toma “por la coyuntura, por la emergencia”. Al cruce les salió la mendocina Fernández Sagasti: “El Gobierno nacional está imponiendo el ajuste a las provincias y los municipios”, dijo y calificó la decisión como “ilegítima”.