Estudiantes ‘responden’ órdenes del Rector y Vice

Estudiantes ‘responden’ órdenes del Rector y Vice

Pasaron cinco años de la histórica Toma, pero nada cambió: la Democracia, que basicamente es la ‘libertad de pensamiento’, NO existe en la UNLaR. Tal es el punto de defraudación, que profesores que fueron ícono de la Toma, piden Perdón por llevarla adelante, asegurando que hoy la UNLaR está peor que en la ‘era Tello Roldán’. El Miércoles a la noche quedó demostrado que el Calderonismo les robó a los estudiantes lo más valioso que tienen: la LIBERTAD.

Redacción de RiojaLibre

Desde RL te venimos anticipando desde hace varios años que el proceso de democratización y pluralidad que se inició con la histórica Toma de Septiembre de 2013, fracasó rotundamente. El Miércoles esto quedó demostrado en el hall del Rectorado.

Se intentó conformar una Asamblea Estudiantil para tratar dos temas centrales: la renuncia del Vicerrector por su postura transodiante (Toma del Rectorado), y el retiro de un cuadro de la Virgen del Rectorado para separar la Iglesia del Estado. Más allá de los temas a tratar, en la pantomima que se llevó a cabo (lejos estuvo de ser una Asamblea Democrática), los estudiantes verdes -tal vez sin darse cuenta- fueron el fiel ejemplo del fracaso de la Toma, y la prueba cabal de que el autoritarismo y la unicidad de voz y postura sigue reinando en la Universidad, tal como pasaba con Tello Roldán.

El estudiantes ‘oficialistas’ no fueron por voluntad propia, sino por un pedido explícito del Rectorado para controlar -superar en números- al ‘grupo de revoltosos’ (a los estudiantes opositores Calderón los considera tal cual lo hacía Tello Roldán) que pretendía conformar la Asamblea Estudiantil.

Pero la falta total de la libertad de pensamiento se evidenció cuando llegó el momento de la votación. En los dos temas propuestos, muy diferentes entre sí, todos los estudiantes verdes votaron de la misma manera. No hubo un solo estudiante que rechace la renuncia de Gaspanello, pero a la vez esté de acuerdo con retirar el cuadro de la Virgen; o viceversa.

Los Estudiantes verdes perdieron la capacidad de discutir, de discernir, de plantear sus propios pensamientos; en la Asamblea del Miércoles fueron ‘robots’ que levantaron la mano en el momento que había que levantarla, sin importar qué se votaba, ni qué pensaba cada uno de los estudiantes que estaba votando.

Veamos los dos videos de la votación en el Hall del Rectorado:

 

Se ve claramente que en las dos mociones, el resultado es idéntico: todos los que votaron a favor de NO tomar el Rectorado, también votaron de NO retirar el cuadro de la Virgen. La sistematicidad en el voto de los estudiantes deja al descubierto que solo estaban cumpliendo órdenes: NO importó qué se estaba votando, sino que lo único que importaba era el resultado, superar claramente al ‘grupo de revoltoso’.

Insistimos, si la Democracia en la UNLaR existiese, cueste creer que algún estudiante verde que se opone a la toma del rectorado, a la vez piense que está bien retirar el cuadro de la Virgen; o viceversa. El Miércoles, los estudiantes verdes NO fueron a exponer sus pensamientos, fueron a CUMPLIR ÓRDENES.

El resultado fue este:

La situación que atraviesa la UNLaR es crítica, tanto que quienes fueron ícono de la histórica Toma en 2013, hoy se arrepienten de la misma: