La crisis de Nación no reconoce colores partidarios

La crisis de Nación no reconoce colores partidarios

Ayer te contamos el caso de la familia D’Alessandro, que debió cerrar su comercio luego de 28. Hoy te revelamos una situación similar: por la crisis financiera que atraviesa el País, tras 32 años de trabajo, la Distribuidora de La Serenísima en La Rioja se ve obligada a cerrar sus puertas, dejando a 20 familias sin sustento laboral. Dato: el Distribuidor perjudicado es padre de Heber Sirerol, Secretario General del Municipio.

Redacción de RiojaLibre

La profunda crisis en la que está inmersa el País repercute directamente en La Rioja: RL está en condiciones de confirmar que cerró La Serenísima en La Rioja. Por el incremento constante del combustible, el aumento de los servicios públicos, y la merma de las ventas, la Distribuidora oficial de La Serenisima en nuestra Provincia -que llevaba 32 años de trabajo sostenido- debe cerrar sus puertas.

Este nuevo golpe a la industria riojana deja a 20 familias en la calle, acrecentando la lista de trabajadores víctimas del modelo noeliberal que conduce el Gobierno Nacional.

Un dato para tener en cuenta es que la crisis de Nación no reconoce límite alguna, y avasalla con todos los sectores. Ayer te mostramos cómo un comercio de una familia macrista (D’Alessandro) debió cerrar luego de 28 años. Hoy, quien padece la crisis macrista es el padre de un funcionario de peso en el entorno del Intendente Alberto Paredes Urquiza. El Distribuidor Oficial de La Serenísima es/era Juan Carlos Sirerol, padre de Heber, Secretario General del Municipio.

La crisis golpea fuerte a La Rioja, y poco lo importa el macrismo, antimacrismo o identificaciones partidarias. A los 20 trabajadores que quedan en la calle tampoco les importa las discusiones políticas o la ‘famosa grieta’, solo saben que desde ahora son ’20 desempleados más’.