Nuevo escenario para los referentes locales del Cambio

Nuevo escenario para los referentes locales del Cambio

Ya no se trata de una aseveración de la oposición, sino de la conclusión que dejó el mensaje del Presidente Mauricio Macri, planteando como solución ‘volver a las Políticas K’: Planes Sociales, Precios Cuidados, Retenciones y Créditos de ANSES. Macri está reconociendo tácitamente que ‘el Cambio Fracasó’. Habrá que ver cómo se reacomodan los referentes Riojanos del Cambio.

El mensaje que emitió el Presidente de la Nación durante la mañana del Lunes deja como principal conclusión que el Gobierno Nacional está reconociendo tácitamente que ‘el Cambio fracasó’. Ante una Crisis que viene profundizándose de manera sostenida desde hace unos meses, la solución que plantea Casa Rosada es volver a tres medidas que identifican plentamente al Gobierno Kirchnerista: Planes Sociales, Precios Cuidados y Retenciones a la Soja.

Puntualmente, el Presidente Mauricio Macri aseguró que se adelantará el esquema de baja de la alícuota para las exportaciones de poroto, harina y aceite de soja que quedará en 18%. A su vez, enfatizó que se aplicarán derechos a la exportación en otros rubros. Es decir, ‘el fin de las retenciones’ que había aplicado Macri a días de asumir la Presidencia, quedó en el olvido. En cuanto a Retenciones, volvemos al mismo esquema que durante que regía durante la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Por otra parte, Macri fue contra el principio fundamental de la ideología macrista (alimentar los ‘planeros’) y sostuvo que “a las personas que reciben la AUH haremos un refuerzo económico en septiembre y diciembre para reforzarlas, al igual que daremos mayores créditos de ANSES”. El Presidente reconoció que habrá un aumento de la pobreza en el país por la devaluación, pero aseguró “a partir de este mes vamos a reforzar el programa precios cuidados, con especial foco en los alimentos de las canasta básica”.

El elector natural de Cambiemos recibió un golpe de Knock Out por parte de su propio líder político: durante tres años se atacó a los ‘planeros’ y se combatió los ‘subsidios’ del Estado en beneficio de las clases más vulnerables, y ahora ese discurso pierde todo tipo de coherencia. Es el propio Macri quien –como solución a la Criris- propone aumentar las AUH (Asignaciones Universales por Hijo), los créditos de ANSES y los Programas de Precios Cuidados. Macri recurre a tres estandartes del Kirchnerismo, criticados hasta el hartazgo por los militantes Macristas.

Entendidos en la materia sostienen que con su sentido mensaje a los argentinos, Mauricio Macri está dejando entrever –tácitamente- que el Cambio prometido fracasó rotundamente. Si la solución que se propone para salir adelante, es volver a las Políticas que identificaron a la Gestión que lo precedió, queda claro que ‘Cambiemos’ es solo un Slogan que sirvió marketineramente para seducir a unos cuantos millones de votantes.

Ahora bien, este cambio paradigmático que reconoce tácitamente el Presidente, tendrá sus secuelas que influirán directamente en el terreno político y electoral; sobre todo en Provincias como la nuestra, donde las ‘medidas económicas’ que ahora revindica Macri (Planes Sociales, Precios Cuidados, Créditos ANSES, etc), son determinantes para una gran porción de la ciudadanía que depende exclusivamente del Estado.

Referentes locales del Fracaso

Seguramente, Julio Martínez apelará a su única herramienta política en los últimos meses y años (el silencio cómplice) para dejar que el paso del tiempo haga lo suyo, mientras mira para otro lado desentendiéndose de los problemas que sacuden a la sociedad riojana. Sin embargo, tarde o temprano (más temprano que tarde si se profundiza la Crisis) los riojanos comenzarán a pedir explicaciones a los referentes riojanos que se pusieron la ‘camiseta del Cambio’, pidiendo el voto por el Presidente y poniéndose ellos mismos como ‘garantes’ en la confianza con el elector.

Quienes se vendieron como ‘las caras del Cambio’ deberán enfrentar este nuevo escenario, donde el Presidente asume que Fracasó y vuelve a las Políticas K para intentar superar la Crisis. Más allá de que el eje discursivo sea el mismo (‘la culpa de los que se robaron todos’), Macri acepta que las Políticas que llevó adelante el Kirchnerismo, y que él mismo cuestionó para llegar al poder, son hoy las que pueden ‘salvar’ su Gestión.

Naturalmente, a la hora de hablar de referentes riojanos del Cambio, surge el nombre del Senador Nacional Julio Martínez. En 2015 el entonces Diputado Chileciteño se abrazó a la ‘causa macrista’ para impulsar su candidatura a la Gobernación, y luego fue quien encabezó la campaña de Macri Presidente, logrando un rotundo triunfo del candidato de Cambiemos en La Rioja. Como premio, Mashasha asumió el Ministerio de Defensa de la Nación, cargo que ostentó hasta que se dedicó a la campaña de Senador Nacional del año pasado.

#MartinezesMacri no es solo un Hashtag, es una realidad innegable que definirá las posibilidades de Mashasha en su camino hacia Casa de las Tejas. Si Macri logra recuperar el rumbo de su Gobierno, superando la Crisis (Diciembre es el mes decisivo), el Senador tendrá la Gobernación al alcance de la mano; pero si el Presidente continúa sin ‘dar pie con bola’, Mashasha sabe que se deberá olvidar –nuevamente- del sueño de la Gobernación. Poco importará lo que pase en la vereda de enfrente (las clásicas internas del PJ), la Gobernación para Julio Martínez la definirá el andar del Gobierno Nacional.

Si bien Julio Martínez es el principal referente de Cambiemos en La Rioja, no es el único. Ante la postura de mutismo que adoptó Mashasha, la Senadora Inés Brizuela y Doria se ha calzado el traje de ‘vocera’ del Macrismo ante cada iniciativa que se toma en Buenos Aires. Si el Gobierno Nacional no levanta cabeza, Inés deberá olvidarse de ocupar lugares en la listas, y se resignará a culminar su mandato como Senadora Nacional.

Otro que por estos días lamenta profundamente haber ‘apostado un pleno’ por Cambiemos es el Vicegobernador Néstor Bosetti. Por más que hoy quiere vestirse de ‘antimacrista’, disparando fuertes críticas al Presidente, la gente ‘no come vidrio’. Los riojanos saben que el Vicegobernador se alejó del oficialismo Provincial, y anunció con bombos y platillos su traspaso a Cambiemos, mostrándose sonriente con Rogelio Frigerio y Julio Martínez en la Quinta de Olivos.

Cuesta entender la demagogia del Vicegobernador: al mismo tiempo que se lo escucha enojado en su Radio con el Gobierno Nacional, en la cuenta ‘militancia bosettista’ se pone como foto de perfil a Bosetti junto al Presidente Macri, y se tiene como ‘tuit fijado’ una foto sonriente de Tití con Rogelio Frigerio. Las idas y vueltas del Vicegobernador marean hasta sus propios seguidores: una semana es Casista, la otra Macrista, y en la próxima Bederista.

El Peronismo con la mira torcida

Los ‘cambios de Cartel’ en la Casa de Todos tuvieron más que ver con una disputa de egos más propia de una Revista de la calle Corrientes, que con la conducción partidaria. Si bien se entiende que el objetivo de Casa de las Tejas es dejar claro que ‘el poder’ lo tiene el Gobernador; teniendo en cuenta los tiempos que corren, la ‘operatoria’ resultó inoportuna y extemporánea.

En lugar de concentrarse en ‘pedir las explicaciones correspondientes’ a los referentes locales de Cambiemos (para hacerles pagar el costo político de la ocasión), los pejotistas se distrajeron desplazando al ex Gobernador de la Presidencia, sin causas coherentes y con el único discurso de ‘respetar la tradición de darle la conducción al Gobernador’.

Muchos justicialistas (incluso los que fueron presionados para presentar la renuncia al Consejo provincial) no terminaron de entender la metodología elegida: ‘el Dr. es el primero en decir que debe conducir Sergio, pero la manera en la que lo hizo no es la que nos conviene; estamos siendo funcionales a Mashasha’, coincidieron varios ‘pesos pesados’ del PJ a RL.

Lejos de acentuar el cambio hacia la Unidad de los Justicialistas, lo sucedido el Viernes desembocó en que Beder Herrera asegurara en público que jugará sus cartas para el 2019 con ‘otro Partido’. En el PJ el discurso marca que ‘hasta el perro más flaco hace sombra’, pero sus operadores se mueven en sentido contrario, empujando a otros espacios y/o sectores a los ‘Perros más gordos’. Ya lo hicieron con APU en 2017, ahora con Beder y la próxima que estaría en la mira es Silvia Gaitán. ¿Resultado? Los tres pejotistas con mayor intención de voto fuera del PJ.

El peronismo riojano debe resolver temas vitales puertas adentro, que exceden ‘el rótulo’ de un cargo en la conducción. Si, como todo parece, el eje de la próxima elección será ‘Macri SÍ o Macri NO’, el elector no votará teniendo en cuenta quién preside el partido, o quién va con el símbolo del PJ; sino que volcará su confianza en quien más efusivamente se haya enfrentado al Presidente.