Los votos de Capital definirán al próximo Gobernador

Los votos de Capital definirán al próximo Gobernador

En Octubre de 2017 el PJ ganó en 17 de los 18 Departamentos de la Provincia. Sin embargo, ganando solo en Capital, Julio Martínez se quedó con el triunfo en la general ante Carlos Menem. Ese comicio aleccionó  a algunos que todavía dudaban de que no se puede ganar en La Rioja sin hacer una buena elección en Capital. Aquí te contamos la estrategia de cada uno de los tres aspirantes a la Gobernación en el Departamento que concentra a la mitad del electorado de toda la Provincia. Una edición de #Elinterpretador para archivar y recordar cuando se definan las listas el año que viene.

El 2019 ya dejó de ser ese horizonte lejano en el tiempo, en el que todavía ‘falta mucho’ para tomar decisiones al respecto. A partir de ahora, a solo cuatro meses del comienzo del año electoral, el tiempo apremia, y cada día que pasa es ‘un día menos’ en el plazo que tienen los distintos espacios políticos para definir sus estrategias.

En ese marco, aunque todavía no se lo comunique oficialmente, e incluso ni siquiera se de indicios certeros desde Casa de las Tejas, en la pelea estelar (Gobernación) todo parece indicar que Sergio Casas irá por la reelección, reeditando el duelo contra Julio Martínez en 2015, pero esta vez con la más que probable participación de un tercer candidato con ciertas chances de meterse en la disputa: Alberto Paredes Urquiza.

Julio Martínez será candidato, de ello no hay duda. En cuanto al PJ, la frase que se viene repitiendo desde Casa de las Tejas es ‘Sergio puede serlo, si él quiere no hay impedimento constitucional’. Sobre esto ya hemos especificado en este mismo espacio en semanas anteriores, lo importante es destacar que según la interpretación del oficialismo de la Carta Magna, no hace falta ni tocar ni reinterpretar la Constitución para habilitar la candidatura de Sergio Casas.

Repasemos el Artículo 120 de la Constitución Provincial, que refiere a la Duración del Mandato:

ARTÍCULO 120º.- DURACIÓN DEL MANDATO. El Gobernador y Vicegobernador serán elegidos directamente por el pueblo de la provincia a simple pluralidad de sufragios. Durarán en sus funciones el término de cuatro años, sin que evento alguno que lo haya interrumpido pueda motivar su prórroga. Podrán ser reelegidos o sucederse recíprocamente por un solo periodo consecutivo. Si han sido reelectos o se han sucedido recíprocamente, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos, sino con el intervalo de un período.-

El período 2011-2015 tuvo a Luis Beder Herrera como Gobernador y Sergio Casas Vicegobernador. En 2015, Sergio Casas asumió la Gobernación, pero Luis Beder Herrera no sucedió recíprocamente a Casas en la Vicegobernación. Aquí radicaría el argumento para sostener la legalidad de la candidatura de Sergio Casas el año próximo: Beder y Casas NO se sucedieron recíprocamente. Este punto fue puesto para impedir la perpetuidad en el poder mediante la ‘sucesión recíproca’.

Con lo puesto, aquello que todo dábamos como una ‘verdad revelada’ (impedimento de Casas a ser reelegido como Gobernador por haber tenido un mandato como Vice) no sería más que un error de interpretación del artículo 120. Ese será, básicamente, el discurso de los voceros de Casa de las Tejas cuando se profundice el operativo clamor por la continuidad de Sergio Casas.

Pero como bien dijimos más arriba, más allá de que pueda, Sergio debe ‘querer’ ser candidato. Hasta ahora, cada fuente cercana al Gobernador que se consultaba respondía que ‘el Gobernador solo quiere completar su mandato, no da indicios de querer seguir’. Sin embargo, en las últimas horas se dió un encuentro cúlmine en Buenos Aires que sería un punto de inflexión en el ‘deseo’ de Casas: el Gobernador, un Juez del TSJ riojano y el Ministro de Justicia de la Nación Germán Garavano.

Los riojanos habrían ido con Constitución en mano a la búsqueda de la opinión de la máxima autoridad del Ejecutivo Nacional en la materia, para anticiparse ante las posibles críticas de la oposición local ante la eventual candidatura de Casas. Todavía no hay certezas sobre el resultado de la reunión: una fuente consultada por RL asegura que ‘no fueron buenas noticias’ para el PJ, aunque otras tres fuentes –más cercanas a Casa de las Tejas- indican lo contrario.

Más allá de la opinión de Garavano al respecto, si se confirma esta reunión –con ese tema a tratar- se evidencia que Casas está dispuesto a ser el candidato del PJ para garantizar la continuidad del poder. Con Mashasha y Sergio en carrera, hay que sumar al Intendente capitalino, que ya está invirtiendo fuertemente en el Interior para ‘APU 2019’.

El Gobernador se definirá en Capital

El 2019 no será la ‘excepción a la regla’ de la premisa que se viene repitiendo en la última década en cada elección Provincial: categórico triunfo del PJ en el Interior, y pronunciada victoria de la oposición en Capital. Dependiendo que factor se impone con más fuerza (‘categórico triunfo en el Interior’ o ‘Pronunciada victoria en Capital’), varía el resultado final.

Con ese esquema en la cabeza, los posibles candidatos a Gobernador arman su estrategia en el Departamento Capital, que concentra a la mitad del electorado de toda la Provincia. Sin APU en carrera por la reelección, se le abre la puerta a media docena de dirigentes que creen tener posibilidades más que certeras de comandar el Palacio Ramírez de Velazco.

Como en el estamento Gobernador, donde menos dudas hay es en la UCR. Si el ‘pacto’ con APU no se cumple (Paredes competiría por la Gobernación con Mashasha), el radicalismo saldría a disputarle la intendencia con su mejor candidata: Inés Brizuela y Doria. No hay muchas variables para el compañero de fórmula de la Senadora: Gustavo Galván o Sebastián Cutrona. Lo único que restaría por definir es si habrá boleta de acuerdo con el PRO (en ese caso el Vice podría ser Julio Sahad), o si el PRO irá con lista propia.

¿Sacrificar la Intendencia para buscar la Gobernación?

Tanto el Paredismo como el Casismo se enfrentarían a la misma disyuntiva en Capital: ¿primar la elección a Intendente con un solo candidato sin dividir votos, o priorizar la elección a Gobernador poniendo al menos dos colectoras para juntar más votos arriba pero resignando chances en la Intendencia por la división de votos?.

Con APU candidato a Gobernador, el candidato natural a la Intendencia en el Municipio es Felipe Álvarez: compartió la fórmula con Paredes en 2015, fue quien encabezó la lista de Encuentro Por La Rioja en 2017 y –sin contar a APU- es el referente del espacio que más mide en las encuestas. Su candidato a vice debe ser un paredista puro, de la máxima confianza del actual Intendente. Un dato para tener en cuenta al respecto: la semana pasada Felipe y Heber Sirerol comenzaron a recorrer juntos los Barrios de la Capital. Para el paredismo, el 2019 ya está en marcha.

Al igual que en el radicalismo, en el paredismo no existe la necesidad de llenar de colectoras la Intendencia para juntar votos para el Gobernador, ya que el candidato a Gobernador (APU) es el ‘principal llamador’ para el elector capitalino. Sin embargo, si un sector del paredismo no se siente representado por el ex Viceintendente, podría lograr el aval de APU para salir con otra lista oficialista, obviamente, llevando a APU como Gobernador. Es allí cuando aparece la posibilidad de Tere Luna-Diego Narváez, Oscar Luna o –por qué no- una fórmula comandada por el hiper paredista José Martínez.

Habrá que ver cuál es la cintura política de APU para manejar esta sinuosa situación: una colectora no le restaría votos, pero podría colmar la paciencia de Felipe (al sentir que le quitan chances de llegar a la Intendencia por la división de votos paredistas), y el Intendente sabe que su ex Viceintendente tiene las puertas abiertas de par en par en el martinismo.

De confirmarse la candidatura de Casas a la reelección, Ricardo Quintela viviría un escenario similar al de Felipe. Desde Casa de las Tejas se le pediría al Gitano que vaya por la Intendencia, ya que es el hombre del PJ que más mide. En principio, a Quintela –sin Gobernación- no le disgustaría la idea de pelear por la vuelta al Palacio Ramírez de Velazco, pero lo hará si no le ponen competencia interna. ‘Estamos convencidos que le ganamos al paredismo, pero si luchamos contra ellos y la UCR; si además tenemos que pelear con compañeros del mismo espacio, la cosa se complica’, asegura una fuente Q.

Entre Quintela y Tere Madera existe un acuerdo programático bien fuerte, que ninguno está dispuesto a romper. Si Casas define ir por la reelección, Tere y Ricardo irán juntos al encuentro del Gobernador para ver desde que lado suman más. Consecuentemente, solo uno de ellos sería candidato a Intendente, y su vice sería un referente incuestionable del otro sector. Las fórmulas más probables son Quintela-Madera (Duilio) o Madera-Machicote. Como sea, quintelismo y maderismo batallarán juntos en 2019, sin enfrentarse entre sí.

Por su parte, el Casismo tiene un candidato propio para pelear en Capital: Juan Luna Corzo. Desde hace meses, el Ministro de Educación se transformó en la ‘cara de la Renovación’ que se pretende impulsar desde Casa de las Tejas. Con capacidad de gestión y transparencia como banderas, el joven dirigente casista sale a mostrarse en todos los Barrios para reforzar el contacto con la gente. Luna Corzo contará con todo el respaldo, tanto político como financiero (fondos y recursos) para enfrentar al paredismo. El Vice saldrá de la Generación Intermedia: Yamil Menem corre con una luz de ventaja sobre el resto.

Claro está que la ‘Batalla Capital’ dependerá de la confirmación de los candidatos a Gobernador. Si hay tres alternativas, como hoy por hoy se especula en los despachos más importantes de la Provincia, el esquema para la elección de Intendente capitalino será muy similar al de la Gráfica de la edición de hoy de #Elinterpretador. Si hay algún movimiento arriba (por ejemplo APU acepta ir de vice de Mashasha), ello repercutirá inmediatamente en la Baralla Capital: Felipe-Galván como única fórmula de Cambiemos.

Como sea, los posibles candidatos a Gobernador saben que la elección en Capital será definitoria para sus aspiraciones. Aún desdoblando los comicios de Gobernador e Intendentes (aunque parece muy difícil, algunos no lo descartan), estos serán los protagonistas de la Batalla Capital. Quien mejor parado salga en Capital, se quedará con la Gobernación.