Casas y Mashasha se encaminan a ‘achicar’ la Grieta

Casas y Mashasha se encaminan a ‘achicar’ la Grieta

Cuando la crisis apremia, es imperante que los gobernantes dejen de lado sus conveniencias o aspriaciones personales, y piensen -más que nunca- en garantizar el bienestar de la ciudadanía. Afortunadamente, así parecen haberlo entendido el Gobernador Sergio Casas y el Senador Nacional Julio Martínez. Ahora bien: ¿en qué posición quedan Beder Herrera y Paredes Urquiza ante este nuevo escenario?

Afortunadamente, los principales referentes de la política riojana parecen haber entrado en un camino de madurez poniendo los intereses de la Provincia por delante de las conveniencias personales. Si bien las distinciones partidarias e ideológicas se mantienen intactas, el Gobernador Sergio Casas y el Senador Nacional Julio Martínez se permitieron mostrarse juntos, enviando un promisorio mensaje a los riojanos: para definir los fondos que recibirán los riojanos el año próximo, primero La Rioja; a partir de que se aseguren dichos fondos para garantizar el pago de sueldos y el funcionamiento de la Provincia, volveremos a ser ‘rivales’ en las elecciones del año que viene.

Por el bien de la Provincia, ojalá esta nueva actitud no sea efímera, ya que Nación intentará doblegar la madura postura riojana, con el fin de comprometerse con varios millones menos para nuestra Provincia. Para Frigerio, Dujovne y compañía no es lo mismo que Casas y Martínez vayan juntos a pedir los fondos que le corresponden a La Rioja, a que Casas se vea en soledad –como en los últimos años- con la dirigencia de Cambiemos La Rioja siendo funcional a los intereses de Nación.

En sus primeras reuniones en Buenos Aires, el Gobernador Sergio Casas le comunicó a los funcionarios nacionales la cifra que legítimamente le corresponde a La Rioja en calidad de fondos compensatorios por el punto de coparticipación perdido en 1989. Son 8.400 los millones que los riojanos deberíamos recibir en 2019 en calidad de ‘fondos extra’. Esa es el número que Sergio Casas puso sobre la mesa en encuentro con el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne primero, y con el Ministro del Interior Rogelio Frigerio en segundo término.

El Gobernador tiene muy claro que los fondos extra que recibirá su Gobierno para el año que viene no se corresponderá con esa cifra, sin embargo es conveniente tener en cuenta qué es lo que nos corresponde. En un objetivo más real, aunque difícil, es respetar la ‘inflación real’ que tiene el País con respecto a los fondos extra comprometidos para este año. Es decir, para 2019 contar con 3.640 millones (los 2800 de 2018 más el 30%); sin embargo, parece una utopía cuando ya es un secreto a voces que Nación recortará alrededor de 1.800 millones de pesos de los fondos coparticipables.

Como sea, el Gobierno Provincial sabe que se viene un 2019 bastante complicado financieramente hablando. Con el llamano a la Unidad con Julio Martínez se espera por lo menos asegurar lo mínimo y necesario para cumplir con el pago de salarios, y los aumentos salariales que hacen falta para que el empleado público riojano no siga perdiendo abruptamente el poder adquisitivo de su sueldo.

Amigos pero no tanto

En este destacable acercamiento, ambos líderes pagarán un cierto costo político. Quizás Casas deba dejar de lado las duras críticas que lo caracterizaron en los últimos años, con referencia al Gobierno Nacional en General, y al Presidente de la Nación Mauricio Macri en Particular. Por su parte, Julio Martínez perderá algo de credibilidad en el ala dura del elector opositor, al mostrarse en reuniones y encuentros dentro de la Casa de las Tejas (como el Lunes por la mañana por la visita del Ministro de Agroindustria, Luis Etchevere).

El escenario pre electoral que atraviesa La Rioja sufra un llamativo cambio: de las críticas despiadadas entre sí (Casas llamó Cipayo a Mashasha, y este impulsó una denuncia penal en su contra hace unos meses), se pase a un enfrentamiento armonioso, teniendo como máximo enemigo a un tercer actor: el ex Gobernador. Culpar de todos los males a Luis Beder Herrera parecería ser el argumento indicado para explicar coherentemente este acercamiento institucional.

Curiosamente, quienes se enfrentaron en las urnas -por el cargo más importante de la Provincia- el 5 de Julio de 2015, y probablemente lo hagan nuevamente en menos de un año; hoy se muestran juntos, tanto en Buenos Aires como en reuniones institucionales en La Rioja. ¿Será otro de los cambios paradigmáticos que trae aparejados esta nueva era en la Casa de las Tejas?.

La Pelea no es un acting

Quienes dudaban del distanciamiento entre Sergio Casas y Luis Beder Herrera, considerando que era parte de una estrategia conjunta pensando en 2019 (uno de ellos era el Intendente capitalino Alberto Paredes Urquiza), no podían salir de su asombro cuando el últimos Jueves en la Cámara de Diputados se aprobaron los pliegos de los dos nuevos Jueces del Tribunal Superior de Justicia, y del nuevo Fiscal General del Ministerio Público Fiscal.

En un área tan sensible en el manejo del poder real, los tres nombres podrían ser definidos como ‘antibederistas’. Uno de los Jueces es el ahora ex Secretario General de la Gobernación, a quien desde el bederismo responsabilizan de persuadir al Gobernador para distanciarse del Doctor. El otro juez es Alfredo Farías Barros, sin ningún tipo de relación ni vínculo con Beder Herrera, al igual que el flamante Fiscal General Javier Vallejos. Estos dos últimos nombres fueron bendecidos por Luis Brizuela, cuya ascendencia en el poder real de la Provincia es innegable.

Alejado del Poder, algo que parecía imposible hasta hace unos meses atrás, Beder Herrera apuesta a las redes sociales, y al antagonismo con el Gobierno Nacional. El Diputado Nacional recrudece sus críticas contra el Presidente, posicionándose como el principal referente ‘anti macri’ en La Rioja. Sin presencia en los medios tradicionales, lo hace desde sus perfiles oficiales en las redes sociales. ‘Beder no está retirado ni abatido, está preparando todo y esperando el momento oportuno para su gran retorno’, confió a RL una fuente cercana al ex Gobernador.

Habrá que esperar para ver si ese ‘gran retorno’ al que se refiere tiene que ver únicamente con su regreso a los medios y a la escena pública, o si en la mente del ‘Estadista’ no está descartada la posibilidad de presentarse como candidato para recuperar el poder nominal en Casa de las Tejas. En la medida que Mauricio Macri siga generando descontento en los riojanos, las probabilidades de ver a un Beder candidato en 2019 crecerán. Quienes conocen al ex Mandatario aseguran que ‘está muy enfocado en lo que pasa a nivel País, cree que primero deben definirse las cosas allá para luego saber qué pasará acá’.

A estos tres protagonistas principales de la política riojana (Casas-Martínez-Beder) debe sumársele Alberto Paredes Urquiza. Su accionar será determinante para definir al próximo Gobernador de la Provincia. En el martinismo y casismo coinciden que APU pasa por un momento complicado, ya que la dilatación que profesa le jugará en contra, incluso poniendo en riesgo su continuidad en el Palacio Ramírez de Velasco: no se la juega por Cambiemos, y ya no está a tiempo de retornar al PJ.

Pero hay quienes dice que, buen aprendiz del Doctor, Paredes es quien mejor está jugando: esperar hasta último momento (incluso hasta las últimas horas del cierre de listas) para decidir a qué juega y con quién juega, le asegura la continuidad y hasta podría redituarle el premio mayor. ‘Cualquiera que quiera ser Gobernador (Mashasha o Casas) necesita de los votos de APU en Capital, por lo que en el peor de los escenarios posibles –sin chances por la Gobernación- Paredes elegirá con quien negociar para un acuerdo mutuo y garantizar la Intendencia por cuatro años más’, disparó un paredista del ala dura en Off.

Hay que ser pacientes y ver cuál es el desenlace de la novela Casas vs Beder, quién te dice que si queda afuera no le termine dando a APU el apoyo financiero que le niegan Nación y Provincia… APU respaldado por Beder desde las sombras es invencible’, agregó un Diputado con buenas relaciones con el Intendente y con el ex Gobernador.