Fuerte mensaje de la JR Nacional a sus Senadores

Fuerte mensaje de la JR Nacional a sus Senadores

“La tragedia del aborto no se soluciona con la clandestinidad, la tragedia del aborto se soluciona con educación sexual, anticoncepción y contención.
Porque cuando una mujer va a la clandestinidad a interrumpir un embarazo, no hay contención, nadie le da opciones, porque la clandestinidad es solamente un negocio en el que somos objetos”, aseguran desde la Juventud Radical. ¿Escucharán Inés y Mashasha?

El Comunicado Completo:

Srs. Senadores de la Nación
Bloque Unión Cívica Radical

Julio Cobos, Juan Carlos Marino, Ángel Rozas, Julio Martínez, Olga Inés Brizuela y Doria, Silvia Elías de Pérez, Mario Fiad, Silvia Giacoppo y María Belén Tapia

S / D

Nos dirigimos a Uds. ante este momento histórico para nuestra república y para nuestro partido, el momento en que podemos quitar el velo de silencio y oscuridad que durante años ha cubierto la muerte, el dolor y la enfermedad de
miles de mujeres y seres gestantes en la Argentina; lo hacemos para hacerle llegar, formalmente, a pesar de que nos hemos manifestado ya por diversos medios, la postura de la Organización de la Juventud de la Unión Cívica Radical respecto del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo que se debatirá en el recinto del Honorable Senado de la Nación el próximo día 8 de agosto.

Tenemos la inmensa responsabilidad de representar a los jóvenes que en este país han elegido un partido liberal, democrático, progresista y profundamente laico; el partido de la Revolución del Parque, el que se rebela ante la injusticia y las desigualdades. Es por esto que no podemos quedarnos ajenos a una realidad
tan cruda como dolorosa: la clandestinidad se está llevando la vida de las argentinas, está dejando familias sin madres. Más de tres mil mujeres han muerto en democracia por la clandestinidad, el radicalismo no puede quedarse en silencio.

Tienen Ustedes en sus manos, la posibilidad de que nuestro país cuente con una vergüenza menos, con una libertad más. La clandestinidad no salva ninguna vida, sólo esconde la muerte, el dolor y la enfermedad. Respetamos el disenso,
pero no aceptamos el rechazo por el rechazo mismo, creemos en el diálogo y la
construcción conjunta, creemos que entre todos podemos salvar las vidas de todos los argentinos y las argentinas.

Abrazamos desde los primeros años de nuestra juventud un partido que siempre ha sido el de la defensa de los derechos civiles, el de la salud pública, el de las mujeres que luchan. La militancia es un acto de profundo compromiso que exige
sensibilidad, no nos permite seguir mirando hacia un lado y pretendiendo que la realidad es otra. Como militantes políticos y sociales la muerte de las mujeres nos pesa en las espaldas, nos duele en nuestra humanidad. No queremos seguir pateando mujeres muertas bajo una alfombra con el silencio. No lo vamos a permitir más en nuestro país.

Como jóvenes radicales reivindicamos las banderas de Elvira Rawson, de María Teresa Morini, de nuestra inmensa Florentina Gómez Miranda y de otras tantas que nos han marcado el camino de la lucha por las libertades, por la justicia
y por la equidad.

Como jóvenes radicales les pedimos que no desoigan los gritos de nuestra organización, que son gritos que contienen el dolor y la fuerza de muchos
años de lucha contra las desigualdades. Las mujeres de nuestro partido han reivindicado la lucha por nuestros derechos sexuales y reproductivos en su último encuentro, la Juventud Radical y la Franja Morada también. Conservamos las esperanzas de que en estos últimos días decisivos, quienes representan las ideas del radicalismo en el Congreso de la nación no desoigan a la militancia partidaria. Tenemos la esperanza de que en esta hora no nos dejen
en soledad, no nos vuelvan a patear hacia la oscuridad, porque no estamos dispuestos a volver allí. Queremos y necesitamos un partido que nos escuche, la Argentina nos necesita.

La tragedia del aborto no se soluciona con la clandestinidad, la tragedia del aborto se soluciona con educación sexual, anticoncepción y contención.
Porque cuando una mujer va a la clandestinidad a interrumpir un embarazo, no hay contención, nadie le da opciones, porque la clandestinidad es solamente un negocio en el que somos objetos. Confiamos en que lo puedan ver, en que nos puedan ver y en estos días que quedan, que puedan encontrar los caminos, los puntos de encuentro para aportar a una ley que verdaderamente salve vidas.

No rechacen a los jóvenes de su partido, se lo pedimos en nombre de las miles de mujeres muertas en democracia. Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Porque somos la vida, no queremos encubrir más la muerte.

Mesa Nacional de la Juventud de la Unión Cívica Radical

Luciana Rached – Presidente de la Juventud Radical Nacional

Matías González – Vicepresidente 1° María Belén Pérez – Vicepresidente 2°

Matías Duarte – Vicepresidente 3° Martín Sassul – Secretario General

Lilian Cano – Secretaria Adjunta Daniel Zuliani – Secretario

Pedro Calvo – Secretario Agostina Maza – Secretaria