El Calderonismo tocó su punto máximo de Perversión

El Calderonismo tocó su punto máximo de Perversión

El Lunes 9 de Julio el Vicerrector José Gaspanello trató a una mujer Transexual de “hombre vestido de mujer”. Pese a que la CONADU instó a la UNLaR a expedirse al respecto y ‘tomar cartas en el asunto’, desde el calderonismo no se dijo palabra alguna sobre la discriminación de Gaspanello. Sin embargo, el Martes el Consejo Superior declaró a la UNLaR institución libre de discriminación por expresiones de libertad de género. Un burla de mal gusto!!!

Redacción de RiojaLibre

La Perversión del Régimen que gobierna la UNLaR ha tocado su punto máximo el último martes, cuando el Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Rioja aprobó el proyecto de Ordenanza reglamentaria de la Ley 26.743 -del Derecho a la Identidad de Género- en el ámbito de la UNLaR, presentado en sesión ordinaria por la Comisión de Género y Diversidad dependiente de la Secretaría de Extensión. Asimismo, el Cuerpo declaró esta Casa de Altos Estudios como una institución libre de discriminación por expresión e identidad de género.

Ahora bien, la misma Universidad que no dijo ‘ni mu’ ante el aberrante posteo del Vicerrector José Gaspanello, es la que se declara libre de discriminación de libertad de género.

¿Cómo es posible que una Institución que ni siquiera repudia públicamente este posteo tan discriminatorio y violento, se declare libre de discriminación? Solo la Perversión y autoritarismo que reina en la UNLaR hacen que esto sea posible. El relato de ser ‘abiertos e inclusivo’ va por un lado, pero la cruel realidad -donde el Vicerrector evidencia su transodio- va por el otro.

Escuchemos que dijo Marcela Ceballos, titular de la Comisión de Género y Diversidad sobre esta nueva iniciativa de la UNLaR:

¿Se puede ser tan Perversa? ¿Se puede hablar de inclusión cuando Ceballos no repudió la discriminación de Gaspanello a la comunidad Transexual?

Con esta nueva resolución, en la UNLaR una mujer trans podrá pedir que la llamen por un nombre femenino, aún cuando en su DNI figure su nombre de nacimiento. Ahora bien, si se cruza frente al Vicerrector José Gaspanello, este le podrá decir “hombre vestido de mujer” y NO PASARÁ NADA. ¿Eso es inclusión?

El caradurismo que reina en la UNLaR no tiene límites: “todas las dependencias académicas y administrativas, departamentos académicos, delegaciones, sedes y demás unidades académicas de la Universidad Nacional de La Rioja deberán, en toda circunstancia, reconocer la identidad de género adoptada y autopercibida de cualquier persona, cuando ésta no coincida con su nombre y sexo registrales”. Cabe preguntarse: ¿Por qué no se lo comunican al Vicerrector? ¿Decir que una trans es un ‘hombre vestido de mujer’ es reconocer la identidad de género autopercibida?

La UNLaR ha llegado al ridículo más aberrante que se puede concebir: hablar de inclusión y de garantizar la libertad de género, cuando es el propio Vicerrector el que Discrimina y ataca a las personas por su género. No existe la posibilidad de hablar de una UNLaR libre de Discriminación de género sino se empieza por ‘repudiar públicamente el posteo de Gaspanello tomando cartas en el asunto’, tal como pidió la CONADU.

Queda claro que Fabián Calderón y su séquito viven en un mundo paralelo, donde NO importa lo que se pida desde CONADU o lo que piense la sociedad en general. El Rector impuso que Gaspanello no se toca, a pesar de que le diga a los trans ‘hombres vesitdos de mujeres’. Y así fue. Luego, ‘para la gilada’, declaró a la UNLaR institución libre de discriminación de género.