21 días de silencio luego del Transodio de Gaspanello

21 días de silencio luego del Transodio de Gaspanello

El ex Presidente de la AFA Julio Grondona, recordado por el autoritarismo de su régimen al frente del máximo organismo del Fútbol, tenía un anillo con la leyenda ‘todo pasa’. Era su forma de responder ante las críticas: callar y esperar que el paso del tiempo haga lo suyo. En la UNLaR el Rector Fabián Calderón sigue los pasos de Grondona: pasaron 21 días del posteo transodiante del Vicerrector, y -pese al pedido de CONADU- la UNLaR no emitió palabra alguna al respecto.

Redacción de RiojaLibre

El Lunes 9 de Julio el Vicerrector José Gaspanello sorprendió a propios y extraños con este posteo:

Ante la falta de reacción de la UNLaR, la CONADU (máximo gremio docente del País) emitió el siguiente comunicado, exigiendo a Calderón que se expida al respecto y que ‘tome cartas en el asunto’:

Click sobre la imagen para ver la nota completa

Pero el Comunciado de la CONADU, PASÓ!!!. Resultó curioso y llamativo que el máximo referente riojano de los docentes (Franklin Reynoso – SIDIUNLAR) no se haya hecho eco de este comunicado, ya que SIDIUNLAR depende directamante de CONADU.

Desde varios sectores, sociales y profesionales, se le exigió a Fabián Calderón que haga cumplir el Protocolo de Género, que él mismo impulsó y anunció con bombos y platillos hace algunos meses. Pero el Protocolo de Género ‘también PASÓ’…

 

El 1° de Diciembre de 2016 la UNLaR sancionó el ‘Protocolo para la atención de la violencia de género, el acoso sexual y la discriminación de género en el ámbito de la UNLaR’. El propio Rector Fabián Calderón fue quien anunció con bombos y platillos la iniciativa, asegurando que la Universidad Nacional de La Rioja tendría como bandera el respeto irrestricto del género femenino.

El Protocolo es muy claro: en sus 17 páginas condena cualquier tipo de discriminación o ataque al género, detallando los pasos para la sanción de los funcionarios que incurran en la violencia de género. Veamos la página 1, donde se propone la sanción de dicho Protocolo:

El Protocolo exige un procedimiento para todas las relaciones laborales y/o educativas, y teniendo en cuenta que se trata del Vicerrector, Gaspanello en todos los ámbitos de su vida representa a la UNLaR, ya sea en actividades oficiales o en redes sociales. “Están comprendidas en el marco del presente ordenamiento funcionarios/as de esta Universidad…”, dice el artículo 2. El Artículo 3 es claro: “este procedimiento incluye situaciones de violencia sexual y discriminación basada en el sexo y/o género de las personas”.

Con lo puesto, y sabiendo que Flor de la V ya presentó la denuncia en el INADI por Discriminación sexual, es inconcebible que la UNLaR no haya puesto en marcha el Protocolo de Género para pedirle la renuncia al Vicerrector José Gaspanello.

Si la lucha por el #Niunamenos y la defensa del género eran sinceras, la UNLaR deberá avanzar de manera urgente en el tema. De lo contrario, estamos ante un nuevo caso de Demagogia extrema: posar con un ‘cartelito’ y sancionar una normativa, pero cuando un Funcionario atenta contra el Género, nos hacemos los desentendidos y miramos para otro lado.

El link completo para ver el ‘Protocolo para la atención de la violencia de género, el acoso sexual y la discriminación de género en el ámbito de la UNLaR’: https://www.unlar.edu.ar/images/fotos-secciones/protocolo-violencia-de-genero/Protocolo-Violencia-de-Gnero.pdf

Al mejor estilo de Julio Grondona, Fabián Calderón deja que ‘todo pase’. Ni el Comunicado de CONADU, ni el Protocolo de Género interrumpen su estrategia: callar, callar y callar hasta que la atención se desvíe para otro lado.