Más de 30 alumnos sometidos a un peligro evitable

Más de 30 alumnos sometidos a un peligro evitable

La corrupción está en todos los ámbitos de la sociedad. Lo sucedido en la Escuela Pango es una muestra cabal de ello. Por un negocio entre el Secretario de la Institución y su pareja (dueña de la Casa del Cereal), el último jueves más de 30 chicos se intoxicaron. Se difundió la Factura  que La Casa del Cereal le emitió a la Escuela, con el monto que se pagó por la mercadería ya vencida. 

Redacción de RiojaLibre

Por un lado, la Ministra de Desarrollo Social intentó calmar las aguas tras la intoxicación masiva que tuvo lugar la última semana en la Escuela Pango. La Ministra de Desarrollo Social, Griselda Herrera, aclaró sobre el funcionamiento del Programa de Desayunos y Meriendas Escolares. La misma destacó que se destinó una inversión de 120 millones de pesos para el programa.

La ministra consideró que “fue una situación con mala suerte” y aseguró que tomaran los recaudos pertinentes. “Confiamos en la voluntad de aquellos que llevan adelante el proyecto, deberemos tomar los recaudos para seguir. Nos hemos puesto en contacto con el Banco para ver si se puede bancarizar”, cerró.

Sin embargo, se siguen conociendo detalles que hacen elevar las sospechas al máximo. El Viernes te contamos que fue el Secretario de la Institución (José Luis Ayala) quien definió comprar esa mercadería al negocio de su pareja. Aquí la  factura de dicha compra, con fecha 23 de Marzo de 2018:

Griselda Herrera deslindó responsabilidades del Ministerio: “Cada Director tenía un instructivo, que es una guía con el menú tentativo a una semana A y B, con alternativas con casos de celíacos y con diabetes. La potestad está en los directores de cada escuela”. Además señaló: “Ellos deben comprar los productos, no deben contratar una empresa. Seguramente habrá cuestiones que corregir, si lo hicieron así está mal”.

Viendo la factura de la compra, surgen muchos interrogantes: ¿Hubo licitación para definir el Provedor de la mercadería? ¿Quien vendía sabía que la mecadería estaba vencida? ¿Quien compraba, su pareja, también sabía?

Recordamos la nota que subimos el Viernes sobre esta pareja:

El Secretario de la Escuela y la Dueña del Negocio

El Secretario de la Escuela y la Dueña del Negocio

El doctor José Luis Montaperto, abogado del comercio “La Casa del Cereal”, quien habría vendido los productos a “Pausa Cafe” hace diez días, aseguró que José Luis Amaya  (secretario de la Escuela) fue quien habría vendió los alfajores vencidos. Pausa Café esta nombre de una mujer de apellido Rementería, que sería pareja de amaya.

El local comercial estaría a nombre de una mujer de apellido Rementería, que sería la pareja de Amaya, dueños del café que vendió los alfajores al colegio donde el trabaja, según el abogado.

En el día de hoy el abogado Montaperto junto con una escribana se presentaron en la escuela, verificando que Pausa Café sería el proveedor de los alfajores, y al preguntar al secretario donde es la dirección del local comercial, Amaya negó el dato por desconocerlo. Sin embargo un chat vía Facebook, el secretario de la escuela le da la dirección a otros posibles clientes, como muestra la siguiente foto:

Las pruebas serán presentadas en las próximas horas y tras la investigación del letrado Montaperto, se habría llegado a la conclusión de que “Pausa Café” es de propiedad del secretario de la escuela, que aparentemente revendió los productos comprados a La Casa del Cereal. “Es obvio que el director de la escuela estaba al tanto”, dijo el abogado.

Entre las pruebas existen menjajes de Jose Luis Amaya, indicando la dirección de Pausa Cafe, y su vinculación con la mujer dueña del local, al tener una hija en común.

Por otro lado, comentó que acudieron a las boletas de venta, y se dieron con que dicho producto había sido vendido hace diez días a un proveedor de nombre “Pausa Café”, dejando en claro, que hace diez días no saben donde se encontró el producto.

“Solicitamos ver el depósito de la escuela, donde estaban guardadas las cosas pero no nos dejaron, y según aducen ellos, en el día de ayer habrían comprado el producto, son alimentos que deben mantenerse bajo cierto estado de temperatura”, expresó Montaperto.

Por último, de acuerdo a lo investigado por cuenta propia, el Abogado agregó que desde la institución no quisieron darles el domicilio del proveedor, pero de acuerdo a investigaciones, aparentemente el lugar estaría emparentado con el Secretario de la escuela.