Un asesino al volante ‘robó’ una Vida con varios sueños

Un asesino al volante ‘robó’ una Vida con varios sueños

Hace instantes reflexionamos sobre el peligro de ‘caer en la tentación’ de tomar un trago entre amigos y familiares cuando se está conduciendo (click aquí). En esa sintonía, vale destacar la historia de vida de Jonathan Prior Godoy. Con 28 años, falleció la noche del domingo, cuando Sebastian Rearte de 22 lo atropelló de atrás con su camioneta kangoo, y luego se fugó. Jonathan salió a ‘andar en Bici’ con su novia, y nunca imaginó que sería lo último que haga en su vida. 

Jonathan tenía millones de proyectos, de sueños, que fueron arrancados por un joven al volante, el cual no sabremos si al momento del accidente había consumido alcohol, o drogas o alguna sustancia, porque al escaparse se llevo con el todas esas preguntas.

Esa tarde de domingo Jonathan y su novia Paola habían decidido dar unas vueltas en sus bicis nuevas, (tenían una semana) sí que eran nuevas…. Joni insistió a su novia varias veces y luego de convencerla salieron….. al volver y ya casi a una cuadra de su casa, una camioneta renault kangoo lo atropelló de atrás, fue como una puñalada por la espalda, un cimbronazo, del cual Joni no estaba preparado ni avisado como para reaccionar.

Paola que iba en su bici más adelante, sintió una explosión, y vio pasar la camioneta acelerar bruscamente, y se dirigió a ver a su novio, que había quedado tirado en el piso, con su cabeza destrozada, ella misma trató de reanimarlo, ya que es médica pero todos los intentos fueron en vano, por supuesto … en sus cabezas podrán imaginar el horror y la desesperación que se vivió después, Paola se encontraba en la ciudad sola viviendo con su novio, no tenía familiares cerca, todos viven en San Juan, tanto la familia de Joni como la de Paola.

Estaban de novios hace mas de 9 años, en su San Juan natal, se habían puesto de novios cuando eran unos adolescentes, Paola decidió estudiar medicina en la Provincia de La Rioja, Joni la siguió después, porque la extrañaba mucho, vivieron juntos y empezaron desde abajo, él consiguió trabajo y se dedicó a practicar “bochas” y se convirtió en un jugador profesional, luego se mudaron a una casa más grande, Paola se recibió de médica y juntos armaron su “nidito de amor” tenían pileta, un hermoso patio y muchos perros, el ambiente perfecto para una futura familia, la que ellos soñaban …. la que tanto querían, los amigos que los rodeaban, sabían que Joni quería tener muchos hijos.

Cuanta impotencia deben sentir aquellos familiares, a los cuales un asesino al volante les quitó todas las posibilidades de futuro a sus hijos, a sus hermanos, a sus padres y digo asesino porque las circunstancias del hecho me dan esas conclusiones, huir es de cobarde, dejar a alguien tirado en una calle es de poco valores, es cierto nadie sale a la calle queriendo provocar un accidente, pero en ese caso si te pasa, si justo venías distraído o el otro conductor paso en rojo, o como sea, lo normal ante el caso es pararse, es ayudar al otro, es solidarizarse con el otro, ser condescendientes ante todo, pero a Joni no le pasó así, fue abandonado junto a su novia.

Pero para saber un poco más de Jonathan te dejamos una historia contada por una joven que lo conoció y compartió con el, solo dos horas, pero le bastaron para saber la clase de persona que era y el amor que Jonathan tenía por Paola, y como un asesino al volante les arrebató los sueños.