La condena social no fue igual a la de la Justicia

La condena social no fue igual a la de la Justicia

El caso Cano-Torres fue uno de los que más conmovió a la sociedad riojana durante el 2017. Socialmente, la gran mayoría se puso en defensa de Juan José Cano, al considerar que mató a Diego Torres en defensa de su hijo. Sin embargo, la Justicia tuvo un duro pronunciamiento contra Cano: lo procesó por tres delitos y lo embargó por 50 mil pesos. Seguirá preso hasta que inicie el Juicio.

El juez Gustavo Farías lo procesó por tres delitos, homicidio simple, violacion de domicilio y daños en concurso ideal. En tanto que dos de los 5 detenidos fueron sobreseidos.

El juez Farías determinó procesar a Juan José Cano y embargarlo en 50 mil pesos. Quedará detenido hasta el juicio junto a dos involucrados más, uno de ellos su hermano.

El juez Gustavo Farías decidió procesar a Juan José Cano por homicidio simple, violacion de domicilio y daños en concurso ideal. Además lo embargó en 50 mil pesos en bienes personales.

También procesaron a Miguel Ángel Cano, su hermano, por daños y un embargo por 20 mil pesos. En tanto que los detenidos Martínez y Álamo que también estaban involucrados, quedaron en libertad.

El juez decidió que Cano no vaya al SSP para que no se cruce con el hermano de Torres que está preso por portar un arma en un robo.