Apremios Ilegales en la Comisaría Primera de Chilecito

Apremios Ilegales en la Comisaría Primera de Chilecito

El caso conmocionó a todo el Departamento, y por el hecho hay 4 policías que fueron suspendidos y están detenidos. Incluso la justicia pudo acceder a cámaras de seguridad de la Comisaría Primera donde está filmado el grave accionar de los uniformados, informó a la prensa el fiscal Diego Torres Pagnusatt. Las fotos que se difundieron son realmente fuertes.

En las últimas horas se vitalizaron fotos de apremios ilegales ocurridos en la Comisaría Primera de Chilecito, causa en la que intervino el fiscal Diego Torres Pagnusatt y por la cual hay cuatro policías detenidos según afirmó el funcionario judicial.

El fiscal Diego Torres Pagnusatt relató lo que habría ocurrido durante la madrugada del lunes pasado, a la salida de un evento bailable llevado a cabo en el club Atlético Chilecito, cuando “una persona fue detenida por contravención, y fue trasladado en el móvil 638 a la comisaría Primera. Ya en el lugar, el joven habría sido agredido físicamente por cuatro efectivos que estaban de guardia, siendo captados por cámaras internas de la dependencia”.

Asimismo, Torres Pagnusatt comentó que “el padre del contraventor al ver esto y, tras ser liberado luego de pagar una multa de 1.700 pesos, logró tener acceso a la filmación, por lo que el martes realizó la denuncia formal, solicitándose un informe médico de rigor con el profesional forense, que informó que la persona estaba lesionada con traumatismo en distintas partes del cuerpo y una herida en el ojo, con el tiempo de recuperación en más de 20 días”.

A raíz de esto, la fiscalía “solicitó la filmación y allí pudimos detectar que fue evidente la golpiza que recibió esta persona en el pasillo de la comisaría. Fueron puntapiés, golpes de puño, fue derribado y luego, al ser alojado, una efectiva femenina le habría arrojado gas pimienta”, según expresó Torres Pagnusatt, tras asegurar que esto fue comprobado con declaraciones testimoniales y con un informe que se le pidió a la policía, con copias del libro de guardias y una planilla con el detalle de los efectivos que intervinieron en el operativo.

“En base a esa información, se comprobó la identidad de los policías y la Fiscalía promovió acción penal, imputando a cuatro efectivos, con rangos de cabo y agentes, cuyos apellidos son Bayon, Galleguillo, Peralta y Urriche”, afirmó el fiscal.

En este sentido, la imputación es por “apremios ilegales agravados por violencia”, por lo que la fiscalía le pidió al juez de turno la detención de estos efectivos, como así también la intervención de Asuntos Internos de la Policía para labrar un sumario administrativo correspondiente.

Por su parte, el fiscal señaló que el joven golpeado fue detenido por una contravención, tratándose de “presuntos disturbios en la vía pública, que es una infracción de menor gravedad a un delito. Por ahora, lo maneja el Juez de Falta que es el jefe de Policía”.