El hijo a Cano: “gracias Papi por lo que hiciste”

El hijo a Cano: “gracias Papi por lo que hiciste”

Luego de hablar con varias fuentes, entre ellos vecinos del Barrio, en esta nota te presentamos lo que todavía nadie te contó: la otra campana del asesinato de Diego Torres. ¿Por qué Cano fue a su casa a buscarlo? ¿Qué lo motivo? Te contamos todos los detalles de una historia que comienza el 9 de Julio mientras se festejaba un cumpleaños en la familia Cano. Hablamos con la mujer de Cano. Punto clave: la inactividad cómplice de la Policía.

Redacción de RiojaLibre

El Martes cerca de las 14:00hs Juan José Cano fue a la casa de Diego Torres, y tras una pelea le asestó dos cuchillazos que terminaron con su vida. A partir de allí, muchas versiones trascendieron, pero en esta nota te detallamos paso a paso lo que sucedió, qué fue lo que motivó a Cano a que tenga semejante ataque de furia contra Torres.

Para entender el enfrentamiento hay que remontarse al 9 de Julio de este año, cuando se festejaba un cumpleaños en la casa de la familia Cano. Uno de los chicos invitados, llamado Ismael, va a comprar una Gaseosa al Kiosco, y vuelve llorando y asustado, con el cuello cortado. El chico cuenta que un joven lo había agredido y amenazado. Ese joven era Diego Torres. Se hace la denuncia correspondiente, pero la policía no detiene al agresor.

Diego Torres

Vale agregar que las familias Cano y Torres viven a solo 200 metros de distancia, por lo que se cruzan cotidianamente. Según la familia Cano, a partir de esa fecha, el hostigamiento de Diego Torres al hijo de Juan José cano, creció paulatinamente. En el medio, se produce el robo de una moto de la familia Cano, que apunta a Torres.

Siempre molestaban, agredían, amenazaban y asaltaban, es una cosa de todos los días, y cuando presentamos la denuncia, nunca pasa nada“, asegura a RL la mujer de Cano, quien luego agrega: “un día Cano fue a defender a su hijo luego de uno de los tantos ataques de Torres, y Torres y sus amigos lo increparon con un cuchillo a mi marido”.

Juan José Cano es Albañil, se levanta todos los días a las 6 de la mañana para cumplir con la jornada laboral de de 7 a 13, vuelve a su casa a almorzar, y luego -de 18:30 hasta las 22hs- retorna a otra actividad laboral con su hijo. Su hijo tiene 13 años, estudia por las mañana y trabaja con su padre a la tarde; es un estudiante ejemplar: participó de las últimas olimpiadas de matemáticas.

Juan José Cano

El martes 1 de Noviembre, Cano regresa del trabajo y manda a su hijo a comprar pan. El menor se se cruza con Diego Torres, quien lo vuelve a hostigar (‘te voy a pisar el coco’) y lo amenaza con un arma blanca. Luego de esa amenaza, Torres -en evidente estado bajo efectos de estupefacientes- agrede a otro sujeto. El hijo de Cano vuelve corriendo a su casa, sin el pan. Al ser consultado por su padre, cuenta lo sucedido.

Un dato importante: Cano va a la Comisaría y hace la denuncia, y Cano le aclara a las fuerzas policiales que Torres todavía permanecía en el Kiosco. La Policía no actúa. 

Mientras Cano hace la denuncia, Torres intenta robar un Camión de Gaseosas, a cargo de Wilson Tobares. Se cruzan Cano y Torres, y el clan Torres lo agrede con piedras a Cano. Fue entonces, que al llegar a su casa -y presuntamente tomar el Cuchillo- luego decide ir hasta el domicilio de Torres y se producen las agresiones mutuas, que terminan con el desenlace fatal de Diego Torres.

Solo Cano sabrá si tenía en la cabeza llegar hasta las últimas consecuencias, como finalmente sucedió, o si solo pretendía dar un ‘correctivo’ a quien hostigaba a su hijo. Cuando Cano decide entregarse a la Policía, recibió una frase de su hijo que se le quedará guardada mientras esté en prisión: “gracias Papi por lo que hiciste”.

La defensa de Cano se basará en que lo sucedido el martes no es producto de un caso aislado, se venía pidiendo la asistencia de la policía y nadie hacía caso. La propia hermana de Torres confiesa que su hermano se drogaba todo el día y cometía delitos. “Cuando se habla de que mucha gente fue a la casa de Torres, es porque a Cano lo apoyaron muchos vecinos que también padecían a Diego Torres”, aseguran desde la defensa.

Seguramente, se va a encuadrar la defensa de Cano en la falta de asistencia del Estado en estos casos. Por otra parte, según pudo averiguar RL, se pedirá al Juez de instrucción que brinde resguardo a la casa de la familia de Cano, ya que existen amenazas concretas de incendiar la vivienda de su familia.

Cano se puso a disposición de la Justicia, y su defensa pedirá que se tome el contexto completo de lo sucedido, no el hecho puntual. Ayer, el abogado visitó a Cano al servicio penitenciario: “estaba devastado”, aseguró.

  • Daniel Chanquia

    Por fin un medio periodistico local dice la verdad del carma que sufria esta flia de parte de estos delincuentes y lacras del barrio que lamentablemente tenemos en el barrio. Ojala que la justicia de unas ves por toda actúe como debe ser. Por que lo que iso este chango que se ganaba la vida laburando honestamente es tan solo proteger a su flia de estas lacras como este torre.. Como vecino del barrio le deseo lo mejor y apoyo a la flia de cano como asi tambien varios vecinos que conocen a juan…

  • miguel

    A Cano hay que darle una medalla. Un hdp menos. La gente trabajadora vive totalmente indefensa ante esta manga de hdp que lo único que saben hacer es drogarse y delinquir. Este hdp no jode mas a nadie.

  • MartinDS1

    Salgamos a hacer una marcha para que no vaya a prisión y se lo considere defensa propia. Ya que los encargados de realizar la justicia no movieron el culo con las denuncias correspondientes….