Escuchá los AUDIOS OCULTOS que grabó un Alumno

Escuchá los AUDIOS OCULTOS que grabó un Alumno

La historia se conoció en La Rioja hace unas semanas, pero en Tama todos saben los problemas de los alumnos, sus padres y los docentes locales con la directora del Colegio Provincia Obispo Abel Bazán y Bustos. La licenciada Nicolasa Ayala de Díaz fue apartada ayer de su cargo luego de ser el blanco de graves acusaciones por maltrato. ESCUCHÁ LOS AUDIOS!!!

Quizás la gota que rebalsó el vaso fue el 31 de agosto. Ese día, la directora mandó de vuelta a su casa a los alumnos que llegaron después de las 7.45, la hora de ingreso. Ni siquiera tuvo en cuenta los 10 minutos de gracia ni la posibilidad de ponerles media falta o, incluso una falta, a los estudiantes que no respetaron los horarios. Los echó de la escuela.

En aquella ocasión, un alumno grabó un audio en el que se escucha a la directora, a los gritos, enojarse porque los alumnos le recriminaron que ella también solía llegar tarde. “Jamás, señorita, vengo a 160 kilómetros por hora para llegar”, arenga Ayala de Díaz. Sucede que la docente vive en Chamical y todos los días transita los 76 kilómetros que seperan Tama de la cabecera departamental.

“Acá hay una intencionalidad, y le van diciendo a la gente que tienen la intencionalidad de sacarme, que no van a poder”, grita sobre el final del audio que EL FEDERAL publica hoy en exclusiva. “A mí nadie me señala con el dedo”, agrega.

La hija de la madre que en aquella ocasión hizo pública la denuncia contó que sufrió amenazas, que la directora empezó a hostigar a la alumna.

Este medio conversó con varios padres de alumnos. Contaron que Ayala de Díaz era profesora de la institución antes de ser nombrada hace dos años directora del colegio de Tama, que es la única escuela en 40 kilómetros a la redonda. Allí asisten muchos alumnos que viven en zonas rurales, algunos de los cuales hacen 30 kilómetros al día para estudiar. LLegar tarde, aún en esa condiciones, parecería ser un pecado mortal para la directora, aún frente a la altísima tasa de deserción escolar que sufre el país.

Todas las fuentes consultadas coinciden en que la ordenanza siempre llegar tarde y que falta seguido, y que una gran cantidad de veces los alumnos han estado esperando hasta las 8.20, 8.30 para ingresar a la escuela. También dijeron que la directora no siempre arriba a horario. “Si los de arriba no dan el ejemplo, nada se le puede pedir a los alumnos”, reflexionaron.

Lo cierto es que alumnos y padres coinciden en que los maltratos son constantes y los castigos se pasan de la raya. A muchos, dicen, les ha sacado el pan y el café que el municipio paga cada mañana para el desayuno. O les han quitado el azúcar de sus tes. También a los que llegan tarde los han mandado a recitar al patio solos, en medio del frío del crudo invierno.

Todo derivó en una reunión con la supervisora distrital en la que se firmó un acta con unas 3 hojas de quejas y denuncias de los padres. Y el Ministerio de Educación finalmente la apartó del cargo.