Una ‘moda ilegal’ que crece durante el Verano

Una ‘moda ilegal’ que crece durante el Verano

Lo sucedido el último fin de semana (un festejo particular en el centro vecinal del barrio Benjamín Rincón terminó en un verdadero escándalo con 78 detenidos por desorden que pasaron la madrugada en Alcaidía) reflota un viejo debate: ¿Hay que regular las fiestas privadas y After? Desde el Municipio aseguran que son ilegales, pero en el Verano esta modalidad crece estrepitosamente. ¿Cómo se hace para controlarlas?  

Todo comenzó con una denuncia de vecinos que alertaron a los efectivos de la comisaria Sexta que en la sede del centro se producían hechos que alteraban la normal convivencia ciudadana.

Al llegar los agentes al lugar, primero tuvieron que lidiar con los protagonistas que no los dejaban ingresar para poner orden a la descontrolada situación. Sin embargo la sensatez del encargado les permitió el ingreso y constataron gran cantidad de ebrios y un importante desorden.

Ante esto comenzó el desfile de patrulleros cargando gente rumbo a la Alcaidía adonde quedaron alojados los contraventores.

En total fueron demorados por disturbios 54 hombres y 14 mujeres.

¿Vos qué opinás? ¿Deben permitirse estas fiestas? ¿O esta bien que se detengan a todos los que asisten?