Quejas y hartazgo con el Subcomisario Guerrero

Quejas y hartazgo con el Subcomisario Guerrero

El miércoles por la tarde la tensión y el hermetismo se apoderó de la Alcaidía de La Rioja. El Segundo Jefe, Subcomisario Guerrero, convocó a una reunión para fijar las guardias de Semana Santa, y allí se originaron graves incidentes. Guerrero terminó propinándole un cabezaso a Reynoso, que no se quedó de brazos cruzados y respondió, trenzándose a golpes de puño.

Pasadas las 18 horas de ayer, el segundo jefe de la Alcaidía, sub comisario Guerrero, convocó a una reunión con todos los jefes de servicio, para delinear las guardias para Semana Santa.

“Guerrero es muy autoritario y maltrata al personal”, dijo uno de los testigos. “Tiene arreglos con varios presos, violadores y asesinos, del cual deja que los parientes entren fuera del horario de visita, sin control y sin requisa”, señaló la fuente a EL FEDERAL.

Agregando que “tiene arreglos con ex comisario de la policía Federal, de apellido Vargas, que tiene un hijo preso aquí. Este hombre entra con el auto, bajan cosas, y lo visita en su oficina periódicamente, y nosotros no podemos decir nada”.

Continuando con el relato, señaló que “en la reunión con los jefes de servicio, quiso recargar a una unidad a cargo del oficial principal Pablo Reynoso, pero este se negó ya que hay otros cuerpos que pueden hacerlo. Ante la negativa de Reynoso, el sub comisario Guerrero, le pidió que lo esperara en su oficina, y al volver, este le aplicó un cabezazo en el rostro a Reynoso, partiéndole la nariz”.

“Reynoso reaccionó, y se trenzaron a las piñas, y es cuando personal femenino y otros testigos los separaron”, señaló.

Los dos policías quedaron demorados en dependencias de Infantería de La Rioja.