“Así quedó mi cuerpo tras las patadas y golpes”

“Así quedó mi cuerpo tras las patadas y golpes”

Fue una mañana convulsionada para Rocío Bazán. A primera hora se enteró que habían procesado a Ángel Ruarte, a quien acusó de intentar matarla, pero por un delito más leve por el que estaba acusado. Y luego, el joven rompió el silencio y brindó una entrevista radial en la que se victimizó. Desde el entorno de ella difundieron unas fotos con las que buscan probar la agresión.

Rocío acusó a Ruarte de intentar ahogarla. “Ella se cayó sin querer a la pileta”, dijo el joven en la entrevista con Radio 24, en la que aseguró que ella le quiso pegar y que cuando él se defendió la joven terminó en la pileta dos veces.

Su abogado, en tanto, aseguró que Rocío sólo sufrió una fractura de coxis y que no tenía hematomas ni golpes, por lo que la joven decidió mostrar fotos que, según su familia, fueron tomadas luego de que fue dada de alta.

Las fotos coinciden con el relato de ella, quien lo acusó de ahorcarla y le pegó en sus pierna para derribarla.

Por lo pronto, el joven fue liberado en viernes, aunque en la querella apelarán la decisión y esperan que la Cámara del Crimen lo encarcele otra vez.

Rocío: “Cuando salió en Libertad, se me reía en la cara, además me ofrecieron más de $400 mil pesos”

“Sé que la familia está sufriendo pero no podemos negar que el muchacho cometió un delito. Me encontré al padre afuera y pensó que le iba a pegar. Le dije mira, decile que no mienta. Se mandó la macana y hay que ponerle el pecho”, expreso su tío “Puñalada” Atencio que estaba acompañando a Rocio en los estudios de La24.

“Lo que menos tiene es vergüenza” manifestó la joven al comenzar a ser entrevistada por Pablo Laboranti en Radio24.

“No tuve episodios de violencia, salvo ésta y dos semanas antes me agarró del cuello, era por algo del teléfono, nunca se lo había comentado a nadie me lo había callado hasta que llegó este episodio” aseguró Rocio.

“El me tiró el celular porque quería que yo lo vea”, así explicó la joven el comienzo de la discusión que termino en la pelea. “Prácticamente convivíamos en ese momento” indicó.

“Me iba hacia el portón porque le dije no a mí no me vas a pegar, y fue corriendo hasta que me tiró al suelo y me comienza a golpear en las piernas. Me comienza a pegar patadas y me pasa por todos los escenarios posibles, tenía sillas apiladas, me pega en la pieza, y en todos lados, me hizo recontraremil cagar, de echo él testigo le decia no Ángel no hagas eso, él me decía que me iba a matar porque sabia que lo iba a denunciar, porque estaba absuelto” relató Bazán en los micrófonos de Radio24.

Además la joven agrego que el “acting que hace Gonzáles (el testigo) es para que él me suelte y él me decía que me tenía que matar para que no lo denuncie”.

Por otra parte afirmó que Ruarte la quiso ahogar “No tenia agua en los pulmones, porque él me metía la cabeza al agua y me la sacaba, él quería asfixiarme”.

“Llegué a mi casa y me voy directamente al hospital”. Aseguró.

Sobre el careo advirtió “fue una vergüenza, el testigo tuvo 3 ocasiones y se contradijo siempre. Obviamente que le pagaron para que mienta. Cuando en el momento del careo le digo porque decís que llegaste al hospital, ahí se leen las dos declaraciones, son 3 declaraciones del joven y en 2 me favorece, en la 3era cambia, ahí se dan todas las contradicciones. Lo único que hacia el joven era estar quieto, lo tuvieron que llamar 3 veces al testigo y a la 3era ir a buscarlo en el móvil. La jueza tenía todos mis argumentos. El Testigo, se notó que estaba preparado”. La Joven señaló además, “teníamos “proyectos” por eso lo tenía en mi casa”.

“El Jueves cuando lo vi me desmaye, lo único que le tengo es temor” dio a conocer sobre el momento en el que el Joven quedo en libertad.

“Cuando Ruarte salió se me reía en la cara, me desmaye y ahora tengo ataques de pánico”, advirtió la joven, que a su vez aseguró que está haciendo terapia. Sobre la relación con los padres de Ruarte manifestó “El Padre de él siempre se expone para solucionar los problemas”.

“Con la madre solo una vez cruce un mensaje, la madre me detestaba, lo conocí en un gimnasio. Desde que lo conocí me dio a conocer sobre la causa Minue. Escuché a Ángel diciendo que no me golpeó y me indigne” agregó.

“Me ofrecieron más de $400 mil pesos para que no haga el careo” finalizó.