Violencia sin Límites: Mataron a golpes a un hombre de 37 años en Barrio de Vargas

Violencia sin Límites: Mataron a golpes a un hombre de 37 años en Barrio de Vargas

Otro hecho cuya crueldad es inexplicable sacude a la capital riojana. Cuatro personas fueron detenidas por el asesinato de Miguel Angel Villagra, de 37 años. Villagra falleció luego de recibir una tremenda golpiza por parte de una patota, que lo dejó tirado en un callejón por calle Benavides. 

La causa por la que investiga al salvaje asesinato del señor Miguel Ángel Villagra (37), quien murió con su cabeza destrozada por golpes con piedras, de puños y puntapiés, cuando una patota intentaba robarle la motocicleta registró un importante avance. En las últimas horas del sábado fue detenido un cuarto sujeto, en tanto, la Policía busca en forma intensa a un quinto individuo, quien hasta anoche se encontraba prófugo.

Los efectivos policiales de la División Homicidios de la Dirección de Investigaciones realizaron un allanamiento en la vivienda de la familia Mazzarelli, en barrio vargas, donde fue detenido un menor de edad, quien estaría fuertemente sospechado de haber participado en el terrible homicidio de Villagra. Al parecer, los efectivos habría secuestrado además, en ese domicilio prendas de vestir manchadas con sangre que, serían las que tenía puestas el detenido. De este modo son cuatro las personas detenidas a disposición del juez de instrucción, doctor Mario Martínez.

Tremendo asesinato

Hay que recordar que el homicidio, de características terribles se registró en la madrugada del sábado, alrededor de las 4.20, cuando una patota atacó a Miguel Ángel Villagra (37), quien conducía su motocicleta en compañía de Sergio Nicolás Cedrón (35), en la esquina de Ituzaingó y Río Turbio, en el barrio Vargas.

Al parecer, el terrible coctel de alcohol y drogas provocó la tragedia, cuando un grupo de jóvenes atacó ferozmente a dos personas que pasaron por el lugar en una motocicleta. Golpes de puño, una lluvia de piedras y puntapiés cuando cayeron al piso provocaron profundos cortes en el cuero cabelludo, con abundante pérdida de sangre y le ocasionaron la muerte a Miguel Ángel Villagra (37), del barrio Vargas y serias lesiones a su acompañante Sergio Nicolás Cedrón (35), del barrio Virgen de Los Cerros.

El salvaje homicidio, que generó profunda conmoción en el seno de la comunidad se registró en la madrugada del sábado, a las 4.20, en la esquina de Ituzaingó y Río Turbio, en el barrio Vargas, más precisamente al costado de las vías del es ferrocarril Belgrano, al costado de la avenida Ángel Vicente Peñaloza. A esa hora, por Peñaloza circulaba una motocicleta marca Zanella, 150cc, color azul, propiedad del señor Miguel Ángel Villagra (37), quien resultó la víctima fatal del tremendo ataque.

Desde entonces, los investigadores procedieron a la detención de tres individuos, uno de ellos menores de edad y en las últimas horas del sábado, en un allanamiento a la vivienda de la familia Mazzarelli se detuvo a un menor de edad. Allí fueron secuestradas las prendas de vestir, manchadas con sangre que, al parecer usó la madrugada del trágico ataque.

En tanto, anoche, al cierre de esta edición otro sujeto era intensamente buscado por las fuerzas policiales, en virtud de que existirían elementos suficientes para sindicarlo como uno de los partícipes.

MURIÓ LA JOVEN GOLPEADA POR COMPAÑERES EN JUNÍN

Nayra Ayelén Cofreces (17) volvía a su casa después de asistir a clases cuando un grupo de compañeras la golpeó y pateó en la cabeza. Murió anoche, después de pasar tres días internada en terapia intensiva.

No resistió. Después de permanecer internada tres días, Nayra Ayelén Cofreces -la chica de 17 años que fue brutalmente golpeada por compañeras a la salida de su colegio, en Junín- murió ayer por la tarde.

Todo comenzó el miércoles por la noche, cuando Nayra y una amiga volvían a su casa después de haber asistido a clases, en la Escuela Secundaria 5 de Junín. En el camino, las chicas fueron interceptadas por al menos tres jóvenes -compañeras de estudios- que las atacaron a golpes y patadas.

La golpiza fue brutal. Según trascendió, Nayra volvió a su casa. Se sentía mal, dolorida, y por eso se acostó. No volvió a despertar.

La chica perdió el conocimiento y no reaccionaba. Su familia la llevó al Hospital Interzonal Abraham Piñeyro, de Junín, donde quedó internada en terapia intensiva.

Su estado era grave, presentaba golpes en todo el cuerpo, pero principalmente en la cabeza. Ayer por la noche, los médicos determinaron su muerte cerebral. Su familia donó sus órganos.

Por el caso hay tres detenidas, una de ellas menor de edad que fue derivada a un instituto de La Plata. En un principio, las tres estaban acusadas del delito de “homicidio en grado de tentativa”, pero ahora la causa fue recaratulada como “homicidio”.