“Fue terrible, se me vino el mundo encima”

“Fue terrible, se me vino el mundo encima”

Es la hijastra del acusado, que relató que sus dos hijas fueron abusadas. Dijo que vio los videos de los abusos y remarcó que una de ellas quiso suicidarse. Teníamos una buena relación, nunca sospeché nada. Fue terrible, se me vino el mundo encima”. “Siempre las protegí de los peligros de la calle, pero nunca me imaginé que el peligro estaba adentro de mi casa”, se lamentó.

En los estudios de Multiplataforma Fénix, se presentó la madre de dos mejores que fueron víctimas de abuso sexual por parte de su abuelastro, Juan Fernando López, quien está imputado por dichos abusos, pero ahora recibió el beneficio de la prisión domiciliaria.

La mujer, madre de dos víctimas de abuso sexual, es hijastra del acusado, quien confirmó los abusos. “Yo vi los videos y estuve presente en los controles médicos de mi hija, que dieron positivo”, explicó y agregó que sus hijas tienen ocho y diecisiete años, y que ambas fueron violadas en reiteradas ocasiones.

“Soy hijastra de él, vino a vivir a mi casa cuando tenía 17 años”, relató y agregó que “vivíamos con él. Teníamos una buena relación, nunca sospeché nada”, remarcó.

La mujer relató que “confiaba plenamente en él”, y que por lo tanto “fue terrible cuando lo descubrí”. Además contó que todo salió a la luz con la denuncia de la otra nieta, pero que las sospechas comenzaron luego de una pelea que tuvieron porque el hombre quería quedarse cinco días solo con mi hija.

“Al principio no quería que fuera verdad”, dijo, pero luego agregó que tras tomar conocimiento de la existencia de los videos y fotos que reflejan los abusos, pudo conseguirlos y constatarlo.

“Encontré la tarjeta de memoria y la llevé a un técnico. Había veinticuatro videos, pero solo se pudieron recuperar cuatro. En esos videos, vi a mi hija con él manteniendo relaciones sexuales”, aseguró y remarcó que “esos videos están en la justicia”, al mismo tiempo que resaltó que en las imágenes también se puede ver a otra menor. “Él siempre quiso deshacerse del teléfono”, agregó la mujer.

También indicó que en un principio, su hija adolescente se negó, pero luego terminó reconociendo los abusos, que llevaban más de diez años.

“No quería creer lo que estaba pasando. Fue terrible, se me vino el mundo encima”, resaltó y se mostró dolida por la situación, ya que aseguró que “él era la persona en la que más confiaba”.

La denunciante aseguró que su hija adolescente sufre graves trastornos a raíz de los abusos e inclusive manifestó que intentó suicidarse.

La madre de las víctimas se mostró molesta por la defensa al acusado que ejercen su exmujer y alunas de las hijas, porque aseguró que ellas saben de los abusos y de la existencia de los videos que acreditan las denuncias.

“Me molestó que la exmujer salga a defenderlo, ella sabe de los videos. No entiendo cómo puedan defenderlo”.

También apuntó contra la decisión del juez Daniel Barría, quien le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria por un dolor de muelas. “Lo protegen a él, pero a mi hija no protege a nadie”, resaltó.

Además, la mujer criticó el grado de perversidad del acusado ya que dijo que inclusive “quiso acusar a su propio hijo de 19 años” como el presunto autor de los abusos.

La mujer se mostró muy dolida por toda la situación y entre llantos también reconoció que se siente culpable por no haber podido darse cuenta de la situación durante tantos años. “Siempre las protegí de los peligros de la calle, pero nunca me imaginé que el peligro estaba adentro de mi casa”, se lamentó y agregó: “lastimó lo más preciado que tengo en mi vida. No voy a parar hasta que se haga justicia”.