«La solidaridad es lo que me empuja para seguir»

«La solidaridad es lo que me empuja para seguir»

Se trata de la joven a quien debieron amputarle la pierna luego de un siniestro vial. Tras que se conociece que debieron amputarle otra parte de la pierna por una infección, Celeste aseguró estar bien tanto física como emocionalmnete. Agradeció al apoyo de todos los riojanos, “eso contribuye a mi ánimo para poder mejorar y salir adelante”, expresó Celeste.

Celeste Díaz, la joven a quien debieron amputarle la pierna luego de un siniestro vial, brindó una entrevista exclusiva a Radio Fénix. Comentó que se encuentra “bien gracias a Dios, tanto física como emocionalmente”, expresó.

Este viernes, la joven realizó una publicación en su cuenta de Facebook, donde agradeció a sus amigos, familiares y vecinos de La Rioja por el apoyo brindado, sin embargo comenzó el posteo diciendo: “Hoy después de más de una semana decidí compartir una foto, estoy viva gracias a Dios me dice todo el mundo, pero nadie me explica cómo llevar mí vida a partir de ahora, cómo hacer lo que a diario amaba hacer, eso solo yo lo sé, con voluntad, esfuerzo e intentando dejar el pasado atrás y visualizando el futuro, un futuro que ni yo se lo que me aguarda si de un día para el otro ya no tenía pierna imaginen cuan incierto es ¿no? Siempre lo dije, hay que vivir el hoy porque mañana no sabemos que nos aguarda”.

A pesar de esas emociones que plasmó en la publicación, Celeste, con una gran humildad, agradeció a todas las personas que le enviaron mensajes de aliento. “Personas que ni siquiera conozco me estan apoyando, estoy feliz por eso y me ayuda muchísimo también”, sostuvo la joven y agregó: “Contribuye al ánimo para poder mejorar y salir adelante”, aseguró.

Asimismo, dijo que su familia, significa un gran apoyo para ella. En este sentido, enfatizó: “Mi familia es de hierro para mí, siempre apoyándome en todo lo que hice y más aún en este momento, es lo mejor que tengo”, subrayó.

Además, comentó que se encuentra en la provincia de Córdoba, recuperándose de las cirujías, acompañada por su madre y una amiga. “Estoy bien, no voy a negar el miércoles cuando supe lo de la amputación estuve bastante decaída y mal, pero intenté contenerme porque mi papá estaba peor que yo, así que saqué fuerzas de donde pude”, relató y acotó: “La vida sigue y hay que afrontar las cosas que nos pasan de la mejor manera”.

Respecto al siniestro, dijo que se acuerda “de todo”, pero prefiere no hablar de eso en este momento. “Seguramente más adelante podré contarlo, pero ahora prefiero no recordar”, aseveró la joven docente.

Finalemente, manifestó que no le quedan más que palabras de agradecimiento y destacó la “solidaridad de los riojanos” para con ella. “Es lo que más fuerza me da para seguir adelante”, remarcó.