“La abuela es una intrusa, yo no pedía nada”

“La abuela es una intrusa, yo no pedía nada”

El caso de la niña secuestrada y abusada por Kike Gaitán sigue dando que hablar. Nelly, la madre de la niña de 4 años, no quiso responder si conocía al imputado por el abuso de su hija y criticó a la abuela, que pidió leche para ayudar a la nena. “La abuela es una intrusa, yo a ustedes no les pedí nada”, disparó. La joven se mostró siempre a la defensiva, escéptica con los medios de comunicación.

Radio Fénix dialogó con Nelly, la madre de niña de cuatro del barrio Antártida, que permanece internada en el hospital de la Madre y el Niño, luego de sufrir un aberrante abuso.

Si bien en principio, la comunicación se realizó para pedir la colaboración con leche para la pequeña, la mujer se mostró siempre a la defensiva, más cuando se le comunicó que la abuela de la nena, ya había retirado varias latas de leche de la emisora.

“Yo a ustedes no les pedí nada y por eso no les voy a dar información”, disparó y también apuntó contra la abuela “es una intrusa”, resaltó y luego reconoció que “no estoy en el hospital, no sé qué hace la abuela”.

Cuando se le consultó a cerca si conocía a Kike Gaitán, quien está imputado por el secuestro, abuso e intento de asesinato de su pequeña hija, la mujer se limitó a decir: “a ustedes no les importa, no les voy a dar ninguna información”.

Nuevamente marcharon pidiendo justicia por la nena abusada en B° Antártida

Este miércoles, la comunidad se movilizó en plaza 25 de Mayo pidiendo “Justicia por Mari”,la nena abusada en B° Antártida. Su abuela encabezó la marcha y dijo que luchará “hasta el último momento” por su nieta y que pedirá la tenencia de sus hermanos

Este miércoles, en horas de la tarde, la comunidad riojana se concentró en plaza 25 de Mayo y marchó pidiendo justicia por Mari, la nena abusada en B° Antártida. Su abuela dialogó con Radio Fénix y aseguró que luchará para “devolverle la ilusión” a su nieta. Además dijo que la nena le quiere contar lo sucedido. “Cuando rompa el silencio sé que me va a contar”, aseveró.

Asimismo, manifestó que le da impotencia que su hio esté privado de la libertad, mientras los hermanos Gaitán y la madre de la niña continúan libres. “Siento que la justicia se burló de Mari, la dejaron sola”, expresó.

Del mismo modo, afirmó que luchará “hasta el último momento, me voy a mover para darle justicia a su nieta”. En la misma línea, dijo que le pide a la Justicia “que se ponga en el lugar de la bebé, pensando en la atrocidad que le hicieron esos maniáticos”, apuntó.

Por último, dijo que visitará a su nieta en el tiempo que pueda, “lo demas me voy a dedicar a pelearla en el juzgado y voy a pelear la tenencia de los niños”, aseguró.