La Justicia considera a Florencia Ruarte cómplice

La Justicia considera a Florencia Ruarte cómplice

Se trata de Florencia, quien fue detenida en horas de la tarde de este jueves, luego de que el juzgado de Instrucción N°2 ordenara su detención por supuesto “encubrimiento”. Las autoridades no brindaron más datos del caso. Cuando se dio a conocer el caso, Flroencia expresó que cuando la nena ingresó al hospital no tenía signos de haber sido abusada: “Yo la bañé, sé en qué estado la dejé”, dijo. 

El jefe de Asuntos Juveniles, José Sabino Tello, dialogó con Radio Fénix e informó que en horas de la tarde de este jueves, el juzgado de Instrucción N°2 ordenó la detención de Florencia, mamá de la nena de 2 años que fue abusada en La Rioja y que se encuentra internada en el hospital de la Madre y el Niño.

La mujer fue detenida por delito de supuesto “encubrimiento”. Las autoridades policiales no quisieron brindar más datos del caso.

Además contó que el padre de la nena, también está detenido penalmente por otra causa. En la misma línea mencionó que la dirección de Niñez y Adolescencia junto con el juzgado, son los que autorizan qué persona puede estar “al tanto de la criatura”, señaló.

Recordamos la nota de RL cuando te advertimos sobre el encubrimiento:

Terrible drama familiar con acusaciones cruzadas

Terrible drama familiar con acusaciones cruzadas

La abuela paterna de la beba abusada había disparado que “se debería buscar en el entorno de la madre a los abusadores”. Florencia Ruarte (foto) respondió: expresó que cuando la nena ingresó al hospital no tenía signos de haber sido abusada. “Yo la bañé, sé en qué estado la dejé”, dijo. Además, indicó que los médicos nunca le dijeron nada sobre el “abuso”. “El padre lleva a chicas estando la beba en su rancho”, contraatacó. 

Florencia Ruarte, la madre de la nena de 2 años y 8 meses abusada, habló por primera vez con los medios. “La nena sigue igual, ayer le dieron el parte al padre y a la abuela y no me lo querían dar a mí”, señaló.

Luego trató de “limpiar su imagen” y lanzó contra su ex suegra: “Voy a desmentir a la madre del padre de mi hija, ella nunca me ayudó y el padre nunca se preocupó, él tiene problemas de adicciones”.

Contó sobre cómo se dieron los hechos. “Yo la traje a ella porque tenía fiebre y no me querían atender, me dijeron que me iban a llamar por la pantalla, en ese momento le agarró convulsiones en la guardia, la entubaron y la internaron”, recordó.

Florencia advirtió que desde el nosocomio nunca le avisaron que la niña tenía signos de haber sido abusada. “A mí nunca me dijeron nada, ellos debían higienizarla y darse cuenta de que estaba abusada”, subrayó. Y agregó: “Ellos me decían que ella ingresó por la crisis y que tiene neumonía, y después que fue abusada, y ahora me dicen que tiene un virus en la sangre”.

Al preguntarle por qué el padre tenía la tenencia de la niña Florencia, dijo: “A mí me denunció en Asuntos Juveniles, dijo que yo la pegaba y la maltrataba, le dieron la custodia a él, entonces me fui a vivir al barrio Urbano; estuve un mes sin ver a mi hija”.

Contó que el padre la trajo al hospital dos veces convulsionando. “Estando con él y viviendo en los ranchos mi hija convulsionó y la trajo el hasta el hospital”, destacó.

Además, afirmó que su ex pareja consumía sustancias. “Él tomaba, se drogaba y llevaba mujeres al rancho estando con mi hija”, contó. Y dijo que desmentía a la madre del papá de la bebé. “A él le dieron la guarda porque vivía con la madre”, planteó.

Cuando le consultaron si nunca notó que tenía signos de haber sido abusada la mujer, contestó: “Yo la bañé a ella, yo sé en qué estado la traje al hospital”.

Al hacer referencia de que la menor hace tiempo ingresó al hospital y según los médicos tenía una lesión vaginal, dijo: “Yo nunca la traje a ella con ese tipo de problemas, de eso se tiene que encargar la justicia, porque dicen que hay un supuesto abuso”.

“El médico me hizo ver una foto y tenía irritada la cola y que eso podía ser porque hacía caca dura”, insistió.

Al notar la frialdad con la que contaba todo, se le preguntó nuevamente si creía que podría haber sido abusada la nena y dijo con tranquilidad: “Pienso que puede haber sido abusada, así que que el que lo haya hecho, que pague”.

Liliana, su ex suegra y madre del padre de la niña, había manifestado creía que el abusador se podría encontrar en el entorno materno, a lo que Florencia replicó: “Que busque en el entorno de ella, porque el papá se la llevó a vivir con él”.

Al preguntarle si es verdad que tiene problemas de adicciones, le negó así: “Yo no tuve jamás problemas con las drogas y me voy a hacer estudios para comprobar que no soy así. A mí me la sacaron a la nena porque él me denunció que yo la golpeaba, me dijeron en Niñez y Adolescencia que yo no estaba apta para estar ella, pero el medico de esa área la vio a mi hija y no tenía golpes”.

¿Por qué si el padre tenía la tenencia la niña volvió con su madre? “El padre me entregó, después, a mi hija, me la entregó porque él dijo que no la podía tener, hacía juntadero en el rancho estando con mi hija y se drogaba, en el hospital estando con mi hija grave él se drogaba”, expresó.

Al no mostrar signos de bronca, se le consultó qué sentía por esta situación, y muy livianamente dijo: “Tengo mucha bronca, el que le hizo esto a mi hija tiene que pagar, a mi hija nunca la dejé sola, siempre anduvo conmigo, así que no sé”.

Sobre la sutura vaginal en el 2016, aclaró: “No tengo información de eso, ella no tiene heridas visibles, por eso pedí el historial clínico en el hospital pero no le encuentran”.

¿El origen de las convulsiones? “Es porque nació prematura. Desde que nació tiene convulsiones, estuvo medicada, pero yo nunca le saqué la medicación, fue Liliana (abuela paterna) la que me dijo que le deje de dar la medicación porque se le había caído el ojo; la vio la neuróloga le dio un jarabe que era para las convulsiones, ahora no me acuerdo como se llama ese remedio”.

Juana Contreras, bisabuela de la niña, contó otra versión de los hechos. “Yo la traje a la nena al hospital, yo vivo en el barrio de Virgen de Los Cerros 1 y en ese trayecto de mi casa hacia el hospital nunca tuvimos contacto con el padre de la nena”.

En cuanto a cómo llego la niña al hospital, recordó: “Yo la desvestí a la nena porque estaba con más de 40 grados de fiebre, yo golpeé la puerta porque no me querían abrir y atender”.

Dijo que en esa mañana salieron con Florencia y la bebé al centro, y que todo parecía normal. “Nunca le vi lesiones en la colita, lo único que estaba seca de vientre desde que nació y por eso se podría tener lastimada la colita”.

Con respecto al abuso, dijo: “Se puede pensar de todo, yo le voy a ser sincera, tengo hijos adictos que pueden ser una lacra pero de ahí a ser abusadores, no”.