Destreza, oportunidad y concentración, los secretos de la mujer para hacer disfrutar a un varón en la cama

Destreza, oportunidad y concentración, los secretos de la mujer para hacer disfrutar a un varón en la cama

Nunca dejamos de buscar la perfección en el sexo. Trabajamos, pensamos, buscamos posiciones, relaciones, parejas, lugares. Es una búsqueda permanente, para llegar a tener una perfecta noche de placer. Como en el baile, las relaciones sexuales dependen mucho del desempeño físico. Aquí te mostramos los cinco movimientos que los hombres soñamos

Trepidatorios: se trata de que la chica esté encima del varón para controlar toda la situación, midiendo el ritmo y la profundidad. El secreto de este movimiento es no ser predecible y cambiar de ritmo constantemente.

Oscilatorio: se trata del movimiento mismo y no de cambios de velocidad. Estos movimientos sexuales son circulatorios y todo depende de la cadera de la chica. La técnica es una especie de “frotamiento” que intensifica el placer.

Serpentina: con este movimiento cada uno podrá deslizarse por todo el cuerpo del otro. La idea es sentir la piel de tu pareja y moverse al ritmo que más placer les da.

Twerking: al ritmo del baile, se logra elevar la excitación durante la previa y el sexo. Lo genial es que pueden elegir si hay penetración o no. Lo más efectivo es hacer este movimiento en posición de “cucharita”, así tendrás la libertad de medir la profundidad y seducir a tu pareja.

La cuchara: aunque requiere algo de práctica, este movimiento sexual es lo que las chicas tiene que aprender. La idea es simular el mismo movimiento que se hace cuando introducimos y sacamos una cuchara en un frasco con dulce de leche.