Lilita embistió contra el Ministro de Justicia de Macri

Lilita embistió contra el Ministro de Justicia de Macri

La referente de Cambiemos le pidió a Marcela Stilman que se aparte y disparó contra el Ministerio de Justicia. La diputada nacional y miembro de Cambiemos, Elisa Carrió le pidió a la abogada Mariana Stilman, una de sus asesoras de mayor confianza, que renuncie a la Unidad AMIA y cuestionó con dureza al ministro de Justicia, Germán Garavano, por «intervenir en el trabajo de la querella» en la causa por encubrimiento del atentado.

«La doctora Mariana Stilman presentó hoy su renuncia a la Unidad AMIA en acuerdo con la líder de la Coalición Cívica ARI, Elisa Carrió y las autoridades partidarias. La nota fue presentada esta tarde ante el ministro de Justicia, Germán Garavano. «, dijo la CC a través de un comunicado.

Por otra parte se viralizó un tuit de Carrió de hace algunos años cuando fustigaba a otro socio de Macri:

Carrió recordó que Stilman debió renunciar el año pasado a la representación de la querella «debido a las reiteradas intromisiones en su trabajo por parte de otro abogado que respondía a órdenes del Ministro y sus asesores, quienes impedían que Stilman desarrollara de manera adecuada su labor como apoderada en el juicio».

«La dimisión de Stilman se produjo luego de la sorpresiva intervención del Ministro en el trabajo de la querella del Estado en la causa de encubrimiento del atentado a la AMIA», dijo la Coalición Cívica.

Y agregó: «No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno».

Acto seguido, disparó contra Garavano: «El Ministro debe dar explicaciones sobre su intempestiva decisión. Carrió ya le había manifestado, el año pasado, que si se afectaba la línea acusatoria, se estaría encubriendo. Presentó, también, un escrito ante la Oficina Anticorrupción (OA) en la que relató lo sucedido el año pasado y advirtió que se reservaba la potestad de efectuar acciones ante eventuales excesos de poder».

En la CC aclararon que Elisa Carrió «no habla» con el ministro Garavano desde entonces, dejando en claro una vez más el distanciamiento que causa en la relación la postura en el juicio por encubrimiento del atentado de la AMIA.