Federico Elaskar confesó ante el Juez: «Mi familia se avergüenza de mi»

Federico Elaskar confesó ante el Juez: «Mi familia se avergüenza de mi»

En su segundo paso por Tribunales, buscó despegarse de Fariña y sumó un nombre nuevo a la causa Lázaro Báez. Federico Elaskar desarrolló ante la Justicia la teoría del “arrepentido” que ideó apenas estalló el escándalo de Lázaro Báez en el programa Periodismos Para Todos.

 

Además, buscó desligarse de Leonardo Fariña, con quien supuestamente nunca realizó operaciones comerciales. “El señor Fariña sí operaba en la parte bursátil de la empresa pero no mantenía una relación comercial directa conmigo”, aseguró el financista en su segunda declaración. Pero varios de los datos que dio no coinciden con sus declaraciones públicas ni con información que figura en la causa.

Clarín tuvo acceso exclusivo al testimonio completo de Elaskar ante el juez Sebastián Casanello. El financista declaró el lunes 10 y luego el miércoles 12. Ese día contestó unas treinta preguntas del fiscal Guillermo Marijuán.

Antes de irse, buscó conmoverlos. “ Mi familia se avergüenza de mi (…) y la verdad que me da vergüenza porque no me criaron para estas pelotudeces. Yo sé que puede sonar un poco loco todo esto, y hasta increíble, farandulezco, pero la realidad (es que) me mandé un cagadón, me metieron en una máquina de hacer chorizos…”, soltó Elaskar antes de retirarse de Comodoro Py.

Su segunda declaración estuvo repleta de evasivas. Únicamente dio detalles de su relación con Fariña con el objetivo de intentar desligarse. Según su teoría, Fariña solo operaba con la parte bursátil de SGI, en manos de Juan Ignacio Pisano Costa, un operador de bolsa que figuró como director titular de la financiera en julio de 2011 y “venía de trabajar en Tutelar Bursátil”, donde también cumplía funciones el ex funcionario de ENARSA Jorge Cerrota, enviado como auditor por el contador Daniel Pérez Gadín antes de la venta de SGI.

Elaskar explicó cómo funcionaba esa “unidad de negocios” de la financiera y reveló que las operaciones se hacían a través de Bulltick, que figura como “Bull” en las planillas secuestradas durante los allanamientos.

“Bulltick es el intermediario, es un corredor de bolsa, porque nosotros nos estábamos autorizados a operar por cuenta propia”, detalló el ex dueño de la financiera. Y rápidamente volvió a desmarcarse del “valijero: “Yo no aprobé que el señor Fariña opere, y por eso yo dejé de operar. Creo que la prueba más evidente es que no volví a emitir compra o venta alguna. Cerré todos mis posiciones (bursátiles)”.

Marijuán le preguntó también por las actividades de la oficina en Panamá. “Las desconozco en un 100%, era oficinas temporarias, las cuales nunca conocí. Y Fabián Rossi sí se que iba con clientes que importaban y exportaban desde la zona libre de Colón (Panamá)”, respondió Elaskar.

Al igual que en su primera declaración, el miércoles pasado, el financista enumeró con lujo de detalles la composición de su patrimonio.

Allí se destaca un departamento valuado en US$ 1.000.050, cinco lotes en barrio cerrado Ayres del Pilar, otra propiedad en el complejo Terrazas del Golf de Pinamar y un departamento en el edificio Torre del Río de Puerto Madero que abarca tres pisos. La mayoría las heredó de su padre, el empresario Marcelo Elaskar.

Entre la batería de preguntas formuladas a Elaskar, Marijuán quiso saber por los cheques de la productora Ideas del Sur que aparecieron en Madero Center. “Vadelux, de la cual fui propietario, l e realizó tareas de limpieza a Ideas del Sur desde su fundación, y los últimos cheques que percibió por tareas prestadas (en la productora) fueron descontados (cambiados por efectivo) en SGI”, se limitó a contar Elaskar.