Por la plata baila el Mono! En Santa Fe le pusieron ‘Julio De Vido’ a una calle

Por la plata baila el Mono! En Santa Fe le pusieron ‘Julio De Vido’ a una calle

Es sabido que quien maneja la Caja en el Gobierno Nacional es el Ministro de Planificación Federal Julio De Vido. En Santa Fe tuvieron una particular manera de agradecerle las obras al Ministro: pusieron su nombre a una calle. ¿Homenaje en vida o corrupción cínica?

Tras su muerte, los homenajes hacia la figura de Néstor Kirchner se multiplicaron en el país. Distintas ciudades impusieron el nombre del ex presidente a calles y avenidas. Sucedió en Río Gallegos, donde inició su carrera política, pero también en lugares tan disímiles como Formosa o Berazategui. Aun fallecido, la decisión generó en algunos casos polémica.

El oficialismo ya puede jactarse de que no sólo el ex presidente tiene calles con su nombre. Uno de los ministros con presencia constante en la década de administraciones kirchneristas también lo logró: Julio De Vido puede pasearse por un sector de Granadero Baigorria, una localidad situada al norte de Rosario, con el orgullo de que su nombre está estampado en la cartelería y denomina una arteria del Remanso Valerio, una barriada cercana al río Paraná donde muchos vecinos se dedican a la pesca para sobrevivir.

La ciudad, de 50 mil habitantes, es un bastión K. La gobernaba hasta que solicitó licencia para ocupar la secretaría de Transporte Alejandro Ramos, un hombre cobijado por De Vido.

Alfredo Secondo, el concejal del radicalismo que denunció el curioso episodio, asegura que el homenaje se dispuso en marzo pasado, durante una recorrida por la zona de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

Secondo, el único dirigente opositor de los seis que integran el Concejo deliberante local, asegura que ese día se colocaron los flamantes carteles indicadores en donde se ve el nombre de la calle «Arquitecto Julio De Vido». El oficialismo jura que antes de la visita de Alicia ya tenía el nombre de De Vido.

El edil radical definió la medida como «un acto de obsecuencia de Ramos», que decidió ponerle el nombre «a su amigo, a su socio, en un acto propio de un país que ni siquiera es bananero». La iniciativa no pasó por el Concejo, evitando la votación que impulsa la ley para homenajear a personas en vida. «Y encima estamos hablando de una persona sobre las que pesan sospechas de corrupción», remata Secondo ante Clarín.

La ley orgánica de municipalidades santafesinas establece que «en todos los casos se requerirá los dos tercios de votos de los concejales en ejercicio si las personas viven o el acontecimiento es actual; y simple mayoría si hubiese transcurrido cinco años de su fallecimiento o del acontecimiento que la determina».

La intendenta Romina Luciani, quien ocupó provisionalmente el cargo de Ramos, dijo haber tomado «con orgullo» la decisión de instaurar el nombre de De Vido «a un paseo» del Remanso Valerio. «Los baigorrienses somos muy agradecidos con quienes siempre nos dieron una mano y creemos necesario acompañar este crecimiento y desarrollo de la ciudad estableciendo parámetros históricos que configuren una identidad nacional y popular», justificó.

Concejales del oficialismo minimizaron el tema explicando que se trata de un paseo, y no de una calle, y que el asentamiento ni siquiera tiene constitución catastral. De esa manera intentan explicar por qué no fue tratado el tema en el Concejo. La traza permite que los pescadores bajen al río.

Ramos, reelecto en 2011 con el 71 por ciento de los votos, se ganó la confianza de De Vido, quien le aportó fondos del Estado para obras clave en Granadero Baigorria como pavimentación y extensión del tendido de la red cloacal. A tal punto Ramos se convirtió en un hombre cercano al ministro de Planificación, que esa cartera lo paseó por algunas ciudades del país como un ejemplo de administración eficiente. El actual secretario de Transporte fue llevado por De Vido a Río Gallegos para que contara su experiencia ante intendentes de la zona cuando aún gobernaba en Baigorria.

El secretario de Transporte es uno de los que más trajina para contener a intendentes y jefes comunales K santafesinos, a quienes con cierta frecuencia les organiza encuentros con De Vido en los que el ministro les anuncia obras para sus comunidades y reclama lealtad al proyecto. Sucedió en febrero y se repitió la semana pasada.

Para elevar su perfil en la provincia, Ramos se ha convertido en los últimos meses en uno de los críticos kirchneristas más acérrimos de las gestiones socialistas. En especial sus dardos apuntaron a la política de seguridad tras el escándalo que provocó la renuncia del ex jefe policial, Hugo Tognoli, imputado y detenido por sus supuestos vínculos con el narcotráfico.

La denominación con figuras actuales no es novedad en Granadero Baigorria. Una plaza lleva el nombre de la presidenta Cristina Kirchner. Y en distintos tramos de la costanera se alternan los de Juan Domingo Perón, Néstor Kirchner y, más recientemente, el de Hugo Chávez. Por el homenaje al ex presidente venezolano fallecido la oposición también planteó su disidencia, aunque sin suerte.